LÁMPARA FOSFÉNICA DE BOLSILLO

Nota explicativa de la Lámpara fosfénica de bolsillo

Esta mini lámpara fosfénica ofrece tres modalidades diferentes de encendido, permitiendo una progresión en los ejercicios, así como una función especial de «luz polarizada».

Función Luz Polarizada: combinando cualquiera de los tres modos de encendido con la utilización de un espejo por su lado cóncavo, (no confundirse con la parte plana del espejo) la luz así reflejada está polarizada.

Las posibilidades que se abren de esta manera entran en el terreno del mundo iniciático, con el desarrollo de la intuición, del manejo de las buenas decisiones, visión y revelación de ciertas artes adivinatorias.

Modo 1: se obtiene presionando una sola vez sobre el botón de encendido. La potencia de la luz obtenida es la ideal para cualquier tipo de ejercicio, como los de pedagogía, el desarrollo de la memoria, el aprendizaje o simplemente a los que conciernen al bien estar.
Para ello puede retirar la lámpara de la caja para observar la luz directamente.
Este modo es el perfecto para realizar todos los ejercicios de El ABC de la Mezcla Fosfénica. Ref CMF.

Modo 2: se consigue con una segunda presión sobre el mismo botón de encendido. La luz es más fuerte, indicada para los ejercicios de desarrollo personal e iniciático. Esta modalidad es la ideal para los ejercicios de pensamiento rítmico y balanceos.

Modo 3: un tercer pulso sobre el botón de encendido produce una luz pulsante a ritmo de un segundo. Este tipo de iluminación permite trabajar el fosfeno pulsante. El objetivo es el de entrenar el pensamiento con un movimiento de latido y de mantener sin fatiga este ritmo en la mente, lo que estimula los fenómenos neurológicos y estados de conciencia muy interesantes.

Apagado de la lámpara: el aparato se apaga con una cuarta pulsación sobre el botón de encendido.

Ejemplo de ejercicio práctico de expansión (o dilatación) y de contracción del pensamiento en modo 3.

Poner la lámpara en «Modo 2» y observar la luz a fin de obtener un fosfeno (20 segundos). Cerrar los ojos, sin ponerse la máscara ocular, y pasar al «modo 3». Entonces el fosfeno observado pulsa.

En ese momento tenemos que imaginarnos un círculo que primero se dilata y luego se contrae a cada pulsación, ya sea visualizando una sucesión de círculos que salen en expansión con cada pulsación del fosfeno. Por ejemplo, a partir de entre un punto entre las cejas, de otro centro o cualquier otro chakra. Los círculos deben representarse en semejanza a los círculos concéntricos que se producen al tirar una piedra al agua. Hasta que el límite de la imaginación nos lo permita, hay que procurar que estas ondas se acerquen por estratos, por golpes, en un movimiento de flujo y reflujo.

Lo ideal sería producir un fosfeno por luz polarizada, obtenido por reflexión, y mantener la idea que lo importante es mantener una imagen mental rítmica durante la duración del ejercicio.

Es indispensable hacer trabajar la imaginación durante los ejercicios a fin que las conexiones neurológicas se establezcan bien en las zonas del pensamiento. Esto se traducirá – después de algunas sesiones – en experiencias llamadas «iniciáticas».

Si este esfuerzo de imaginación no fuese suficientemente bueno, los resultados no serían los mejores, y en ocasiones podrían producirse descargas neurológicas en los zonas motrices. Esto podría provocar espasmos musculares en brazos y piernas, lo que conviene evitar.

Si se utiliza con buen juicio, esta Lámpara Fosfénica de Bolsillo será sin duda un herramienta preciosa en el camino de su desarrollo personal.

NOTA: No es necesario sacar la lámpara de la caja.

Instalación técnica:

En el contorno del espejo, se encuentran dos pequeños agujeritos opuestos uno al otro. Se deben posicionar sobre las pinzas que sirven pare regular el espejo. La parte cóncava debe encararse hacia el foco de lámpara.
Apretar la lámpara para que quede bien colocada al fondo de la caja. Para cerrar la caja ponga el espejo en horizontal y apoye suavemente la lámpara para que descienda el foco.