OTROS BALANCEOS
(en 8)

ILUSTRACIÓN n° 4:
Balanceo en 8 ou mouvement de l‘infini


TODOS LOS BALANCEOS SE EFECTÚAN DE LA MISMA MANERA QUE EL BALANCEO LATERAL, ES DECIR, EN 3 TIEMPOS CON FOSFENO Y PUNTO DE CONCENTRACIÓN.
Sólo cambia el movimiento de la cabeza, salvo en una excepción: el balanceo en herradura.

Balanceo en 8, mantra ILLI.
Combinación de un balanceo lateral y de dos movimientos de rotación simétricos.
= Permite adquirir una mayor fuerza de carácter, un mayor anclaje en la vida, estar más centrado. Permite obtener cierta clarividencia sobre nuestro camino a seguir en la vida.


Primer tiempo: movimiento amplio de cabeza.

Duración: 1 minuto.

Segundo tiempo: movimiento imperceptible de la cabeza

Siempre manteniendo el ritmo con el mantra y en sincronía con el paso del punto de concentración, que pasará siempre por el mismo lugar en el tiempo y en el espacio.

Duración: 1 minuto.


Tercer tiempo: movimiento amplio de cabeza, igual que en el primer tiempo.

Duración: 1 minuto.

Después, repetir y como para el balanceo lateral no se hace salir el punto de concentración de la cabeza.
Nota: a cada chasquido el pensamiento vuelve a pasar por el bucle central.

Ejemplo de ejercicio para hacer una o dos veces al año:
Rememorar de manera panorámica, es decir, pasando de un acontecimiento a otro, las grandes líneas de su pasado, con cuidado de conservar no sólo los acontecimientos que nos parecen estar ligados a nuestra evolución. Fíjate bien en esta frase porq no estoy muy segura. Esta retrospectiva se hace en el lado izquierdo para los diestros. Es decir, que mientras practicamos el balanceo en 8 dejaremos que afloren nuestros recuerdos, pero con la idea de que se sitúen en nuestro lado izquierdo.

Después, una vez hecha esta rememoración, rememoración que parte de nuestra infancia hasta llegar a nuestra vida actual, dejaremos que vengan a nosotros, a nuestro lado derecho, imágenes, ideas fuertemente ligadas a lo que desearíamos ser o a aquello que desearíamos conseguir en los próximos años.

El primer tiempo de este trabajo no es una forma de regresión, propiamente dicha. Tampoco se trata, en absoluto, de una forma de psicoanálisis. El proceso psicoanalítico es, por lo demás, opuesto al proceso iniciático, que es un proceso evolucionista. Hablar de un problema significa crearlo. El pasado es la carga más pesada que nadie tenga que gestionar. En el proceso iniciático, no perseguimos más que adquirir conciencia de nuestro pasado para comprender mejor la trama, los acontecimientos que nos han llevado a ser quienes somos hoy. Estar demasiado colgado del propio pasado es una actitud retrógrada que lo único que hace es anclar un poco más en la memoria de nuestros electrones nuestros problemas, nuestros defectos.

«TODO LO QUE ESTÁ EN EL ESPÍRITU PASA UN DÍA A LA MATERIA, si no es en esta vida, será en la siguiente… (Doctor Lefebure).»

Meditar sobre lo que habríamos querido ser, permite programar el futuro… y en el pensamiento reencarnacionista, volver en mejores condiciones…