FAQ
(Preguntas Frecuentes)

FOSFENISMO Y
PREPARACIÓN PARA LOS ENTRENAMIENTOS INICIÁTICOS

1ª PARTE   -    2ª PARTE    -    3ª PARTE


3ª Parte


Nuestro pensamiento es la primera de las sensaciones subjetivas de la cual somos conscientes y nosotros somos los únicos testigos de nuestro propio pensamiento. El hecho de que el pensamiento no sea perceptible por otros hizo decir a algunos comportamentalistas, que el individuo sólo reacciona en función de los estímulos exteriores, y no en función de su propia voluntad. Parece que estos «teóricos» nunca tuvieron en cuenta su propia experiencia individual.

No estamos muy acostumbrados a prestar atención al contenido de nuestros pensamientos o bien no los tenemos muy en cuenta, o los juzgamos severamente, además, conocemos muy mal, por no decir en absoluto, las leyes que regulan el comportamiento del pensamiento. Ahora bien, el pensamiento se organiza según los ritmos cerebrales y se enriquece de una manera fantástica si se le deja evolucionar según su naturaleza, es decir, si no se pretende dominarlo aplicándole las leyes de la mecánica. Sabemos poco de cómo tratar al pensamiento con suficiente delicadeza, ya que a menudo su evolución nos molesta.

Para ir un paso más allá es necesario aprender a observar el comportamiento del pensamiento, para descubrir que no se limita a la pobre idea que de él tenemos. Su comportamiento nos conduce al seno de un universo subjetivo extremadamente rico. En un primer acercamiento, al término de cada una de las pruebas que siguen a continuación, vamos a observar algunas de estas características.

Preámbulo: estas pruebas tienen por objeto aprender a dejarse llevar por las sensaciones, para conseguir ampliar los fenómenos y pasar del trabajo puramente mental a la percepción de sensaciones subjetivas. Demasiado a menudo los practicantes utilizan unas técnicas sin saber qué pueden esperar de ellas, y lo que es peor, sin ser capaces de reconocer los fenómenos. Para evitar este escollo, estos pequeños test, que no constituyen una finalidad en sí misma, permiten sumergirse en un verdadero universo subjetivo, sorprendente en matices y riquezas.

En resumen, lo que sigue, es hasta cierto punto una experimentación que les permitirá, si entran en el juego, considerar sus aptitudes para evolucionar en las experiencias o en la «vía iniciática».

Para ello asegúrense de disponer de suficientemente tiempo (una hora como mínimo); es inútil empezar la prueba si no se cumple esta condición. Tome un lápiz y un papel para tener en cuenta sus observaciones; cuando haya terminado, vaya a la parte «evaluación» para descubrir sus aptitudes.

Tabla de resultados:

0% = ¿Están seguros de que quieren seguir por esta vía? Se impone una buena reflexión.

25% = No están muy dotados... pero aunque su evolución será difícil, pueden sin embargo experimentar de vez en cuando «fenómenos». Tomen un tiempo para revisar bien las bases del Fosfenismo (relean La Iniciación de Pietro y las Homologías). Un período de prácticas de formación sería recomendable.

50% = Están demasiado encallados en los ejercicios. No evolucionarán mucho. Tomen un tiempo para observar lo que sucede después de cada ejercicio.

75% = Están en la buena vía. Tras cada ejercicio, consagren un tiempo de igual duración a observar los ritmos que se desencadenan en su «caos visual» (aura) y déjense llevar por sus ritmos cerebrales.

85% = Tienen un verdadero potencial. Perseveren en la vía del Fosfenismo, sigan manteniendo los ritmos fisiológicos (físicos y mentales): los resultados no se harán esperar.

+ de 85% = Su sentido de la observación les conducirán al despertar de sus facultades…



Ejercicios fosfénicos

1 - TEST DE OBSERVACIÓN DEL PENSAMIENTO


2 - LOS SONIDOS MENTALES

Lea detenidamente cada enunciado.


1 - TEST DE OBSERVACIÓN DEL PENSAMIENTO
Test n° 1: Minimice una imagen mental hacia lo infinitamente pequeño,
y después abandone la idea.

Para realizarlo, sitúese en un ambiente oscuro.

Después, con los ojos cerrados, imagine un círculo que se hace cada vez más y más pequeño hasta que se convierta en una bolita.

Llegado a este punto, disminuya el diámetro de la bola hasta convertirla en un punto luminoso cada vez más pequeño.

Cuando crea que lo ha reducido al tamaño de una cabeza de alfiler (esto le puede demorar entre 1 a 2 minutos), abandone la concentración y observe pasivamente durante un tiempo de 30 segundos a 1 minuto lo que sucede en su campo visual.

Repita el ejercicio de 5 a 6 veces. Después, anote las observaciones.

Vuelta
Test n° 2: Amplíe una imagen mental hacia lo infinitamente grande,
después abandone la idea.

Para la realización de este ejercicio, manténgase en oscuridad.

Seguidamente, con los ojos cerrados, imagine un círculo que se agranda hasta convertirse en una gran bola.

Llegado a este punto, aumente el diámetro de la bola hasta máximo que le permita su imaginación.

Por ejemplo: imagine una esfea que crece, llena la habitación donde se encuentra, desborda la habitación y abarca otra, se remonta en el cielo como las ondas de radio en dirección al Sol, después hacia otros planetas: tanto como su imaginación pueda conseguir.

Cuando piense que ha llegado al máximo (llegar a este punto puede llevarle entre 1 a 2 minutos) abandone la concentración y observe pasivamente lo que sucede en su campo visual entre 30 segundos a 1 minuto. Después, anote las observaciones.

Vuelta
Test n° 3: Minimice una imagen mental hacia lo infinitamente pequeño,
de forma continua.

Para ello, como en el primer ejercicio, colóquese en un ambiente oscuro.

Después, con los ojos cerrados, imagine un círculo que se vuelve más y más pequeño hasta convertirse en una bolita.

En este punto, disminuya el diámetro de la bolita hasta convertirla en un punto luminoso cada vez más pequeño.

Cuando CREA que la ha reducido al tamaño de una cabeza de alfiler, CONTINUE con la concentración.

Ya que su imagen sólo es un puntito en su imaginación, mantenga el esfuerzo durante algunos segundos esforzándose en mantener la imagen mental hacia lo infinitamente pequeño (este ciclo le tomará entre 1 a 2 minutos, quizás 3 minutos). Después relaje su concentración y observe pasivamente lo que acontece dentro de su campo visual durante los siguientes 30 segundos a 1 minuto.

Reinicie el ejercicio de 5 a 6 veces. Después anote sus observaciones.

Vuelta
Test n° 4: Amplíe una imagen mental hacia lo infinitamente grande,
de forma continua.

Para ello, como en el ejercicio anterior, póngase en un ambiente oscuro.

Después, con los ojos cerrados, imagine un círculo que se agranda cada vez más hasta convertirse en una inmensa bola.

Llegado a este punto, aumente el diámetro de la bola para convertirla en una bola gigantesca.

Cuando crea que ha logrado agrandarla suficientemente de diámetro, CONTINUE con su concentración.

En el momento en que su imagen mental haya llegado a un punto máximo de dilatación, mantenga este gran diámetro como imagen mental. Mantenga con un esfuerzo sostenido durante algunos segundos esforzándose en conservar su imagen mental lo más grande posible (todo este ciclo puede llevarle de 1 a 2 minutos, quizás 3 minutos).

Después relaje su concentración y observe pasivamente lo que ocurre en su campo visual durante los siguientes 30 segundos a 1 minuto.

Repita el ejercicio unas 5 o 6 veces. Después, anote sus observaciones.

Vuelta
Test n° 5: Mantenga una alternancia entre lo infinitamente pequeño
y lo infinitamente grande.

Este ejercicio retoma el principio de los ejercicios 1, 2 ,3 y 4.
Para ello, manténgase en la oscuridad.

Después, con los ojos cerrados, imagine un círculo que se vuelve cada vez más y más pequeño hasta convertirse en una bolita.

Llegado a este punto, disminuya el diámetro de la bolita para convertirla en un puntito luminoso todavía más y más pequeño.

Cuando crea haberla reducido al grosor de una cabeza de alfiler (esta operación puede llevarle 1 minuto), aumente su diámetro progresivamente hasta conseguir una bola de gran tamaño. Por ejemplo: imagine una esfera que crece, llena la habitación donde se encuentra, supera la habitación y ocupa otra, se remonta al cielo un poco como las ondas de radio en dirección al Sol, después hacia otros planetas.

Seguidamente, imagine esta onda propagándose en el sistema solar…después todavía más lejos hasta llegar a los confines de la Galaxia. Tan lejos como su imaginación pueda llevarle.

Cuando crea que ha llegado a este máximo (esta operación puede llevarle 1 minuto), realice la operación inversa.

Repita el ejercicio tantas veces como le sea posible durante un período de 10 minutos. Después, anote sus observaciones.

Vuelta
Test n° 6: Experiencia de pensamientos rítmicos asociados.

Visualice un anillo dentro del cual se encuentra otro anillo más pequeño. Genere un movimiento de balanceo al anillo más grande, y después aplique un movimiento al anillo más pequeño, un poco más tarde.

Duración del ejercicio: 3 minutos.

Vuelta
Test n° 7: Repetición regular alternada de 2 conceptos localizados
en el espacio.

Por ejemplo: «tierra» localizado hacia abajo, y «cielo» localizado hacia lo alto. Para ello, imagínese que se encuentra sobre «tierra», después que se encuentra de golpe en el «cielo» y viceversa.

Duración del ejercicio: 3 minutos.

Vuelta
Test n° 8: Experiencia de movimiento visual regular
entre dos representaciones.

Representación de un movimiento regular desde la tierra (el suelo) hacia el cielo o el espacio.

Este ejercicio consiste en mantener en función de los «caprichos» de nuestra imaginación, una curva exponencial entre dos conceptos opuestos.

Imaginarse abandonar la tierra en dirección al cielo o el espacio a un ritmo cada vez más rápido y regular.

Llegue tan lejos como su imaginación se lo permita.

Duración del ejercicio: 3 minutos.

Vuelta


2 - LOS SONIDOS MENTALES
Test n° 9: Emita un sonido mental (mantra KI).

Repita con un ritmo lo más regular posible, la sílaba KI durante 30 segundos.

Seguidamente, durante los siguientes 30 segundos observe su estado mental.

Repita el ejercicio durante un período de 3 a 5 minutos. Después anote sus observaciones.

Vuelta
Test n° 10: Emita un sonido mental por un lado,
después lleve la atención hacia el otro lado.

Ejemplo: busque el recuerdo de un ruido (por ejemplo el sonido de una campana, de un timbre de puerta de entrada, de un despertador…) con la idea que proviene de su lado izquierdo, durante 30 segundos. Después, durante los 30 segundos siguientes, lleve su atención al lado opuesto (hacia su derecha).

Repita este ejercicio durante un período de 3 a 5 minutos. Después anote las obsevaciones.

Vuelta
Test n° 11: Emita un sonido mental debilitándolo de un lado,
y lleve la atención al otro.

Imagine por ejemplo el sonido de un coche que arranca y se aleja, o el sonido de un tren dejando atrás el arcén de la estación. Después lleve su atención al otro lado.

Repita el ejercicio durante 3 a 5 minutos. Después anote sus observaciones.

Vuelta
Test n° 12: Emita un sonido mental poderoso de un lado,
después lleve la atención hacia el otro lado.

Imagine por ejemplo el sonido de un coche que llega, o el de un tren que entra en la estación.

Después, lleve la atención hacia el otro lado.

Repita el ejercicio por un período de 3 a 5 minutos. Después anote sus observaciones.

Vuelta
Test n° 13: Repita en alternancia una palabra, siempre del mismo lado
y de la otra observe sin esfuerzo.

Ejemplo: durante 30 segundos, repita la palabra flor, después, durante otros 30 segundos, permanezca pasivo.

Duración del ejercicio: 3 minutos. Después, anote sus observaciones.

Vuelta
Test n° 14: Repita en alternancia una palabra de una lado,
después otra palabra desde el otro lado.

Ejemplos:
    Planeta-galaxia
    Río-flores
    Pájaro-Árbol

Duración del ejercicio: 3 minutos. Después anote sus observaciones.

Vuelta
Test n° 15: Repita mentalmente una palabra de un lado,
después visualice el objeto en cuestión, del otro lado,
(cambie el lado de la repetición y de la visualización).

Los ojos pueden desplazarse dentro y por debajo de los párpados, lo que facilita el trabajo mental.

Duración del ejercicio: 3 minutos. Después realice sus observaciones.

Vuelta
Test n° 16: Visualice un objeto de un lado,
después lleve la atención hacia el otro lado
observando los pensamientos y las sensaciones.

Imagínese un objeto por un lado y después por el otro lado sin realizar esfuerzo mental.

Duración del ejercicio: 3 minutos. Después haga sus anotaciones.

Vuelta
Test n° 17: Conserve un sonido mental internamente, de forma continua.

Duración del ejercicio: 3 minutos. Después, anote sus observaciones.

Vuelta
Test n° 18: Repetición mental de una frase corta durante algunos minutos.

Duración del ejercicio: 3 minutos. Después, anote sus observaciones.

Vuelta



FIN

Las respuestas a los test Descarga