OTRO EJERCICIO

ILUSTRACIÓN Nº 9:
EL EJERCICIO MARAVILLOSO


Aaron

Cuando se ha creado una corriente continua de pensamiento continuo, éste adquiere una potencia particular, propicia para provocar estados de hiperconciencia y poderosos fenómenos de extensión de conciencia.


EJEMPLO DE EJERCICIO:

Primero hay que formar un fosfeno.

1. A continuación nos representamos la ascensión rectilínea de una corriente luminosa, desde el perineo hasta la cima del cráneo.

Si sobreviene una sensación de resistencia en algunas partes del cuerpo, o si no se llega a visualizar la corriente en todo su recorrido, se puede practicar la visualización de la corriente elevándose por tramos.

     a) - desde el ombligo hasta la cima del cráneo.
     b) - del plexo solar a la cima del cráneo.
     c) - del centro cardíaco a la cima del cráneo.
     d) - de la garganta a la cima del cráneo.

2. Hacer girar en torbellino el punto de concentración en la cima del cráneo, visualizando un hilo luminoso arrastrado en un movimiento en espiral al interior del cuerpo. Respiración superficial.

3. Imaginémonos una corriente de burbujas (como las producidas por las depuradoras del agua de los acuarios) ascendiendo por el interior del cuerpo.

4. Tomemos como punto de partida la idea de un chorro de gas proyectado por un volcán o el descompresor de una botella de oxígeno. Centremos la atención en la sensación de potencia del chorro.

     a) imaginemos una corriente semejante subiendo por el cuerpo desde el perineo.
     b) lo mismo, pero añadiendo la visualización de una llama dentro del tórax; respiración superficial.
     c) con inspiración y expiración lentas, imaginemos un chorro de gas para, a continuación, visualizar la llama en el momento de retención larga.


5. Ejercicio maravilloso y mantra ANNILLI.
Visualicemos una corriente ascendente proyectada por la cima del cráneo, pronunciando mentalmente el sonido «ANN»; después la corriente se escinde en dos y vuelve a caer por una y otra parte del cuerpo con el sonido «ILLI»; y vuelve a subir por el interior del cuerpo con la nasalización de «ANN».

    VOLVER