EXPERIENCIAS INICIÁTICAS EN PAREJA

Anne y Michel D.
Una tarde, tendida en la cama con mi amigo, ¡que practica 3 horas de Girascopio al día! vivimos una experiencia mágica. Mi amigo comenzó a describirme su experiencia. Veía descender sobre él un chorro de oro que le cubría completamente. Al principio yo no veía nada, y después de un solo golpe pude ver igualmente descender de mi chakra corona esa espléndida luz cálida. En seguida kundalini traspasó todos nuestros chakras de arriba a abajo, transportándonos a Egipto.

Reparamos que en una sala había dos sarcófagos de oro con un personaje femenino y uno masculino que simbolizaban perfectamente la búsqueda iniciática en el antiguo Egipto. El resto de la experiencia no puede describirse sino por las palabras: mágico, increíble, hay que vivirlo para creerlo… Gracias Daniel, por tus consejos de trabajo.


Laurence R. y Gilles P.
Después de haber hecho conjuntamente nuestra sesión de Girascopio: tendida en la cama al lado de mi amigo tuvimos juntos una experiencia de lo más bonito. Para empezar, vimos una columna de luz dorada descender del chacra corona para invadir el interior de nuestra cabeza inundando ésta de múltiples colores a cual más bello. Observábamos en profunda calma este «río de piedras preciosas» que centellaban de verde esmeralda. Después de esta experiencia, ya de madrugada, nos quedaba una alegría extrema y una sensación de belleza interior. Esta experiencia en común nos ha acercado más todavía a mi amigo y mí.


Pascal y Nathalie
Querido Daniel, hace ahora tres años que recibimos por tu parte la iniciación por transmisión. Tres días después de esta iniciación, comenzamos a vivir un verdadero desencadenamiento de experiencias, tanto que debimos revisar nuestro método de vida. Describir nuestras experiencias comunes o personales sería imposible excepto escribiéndolas en libros, pero no es el caso. Me limitaré simplemente pues a constatar lo siguiente: al principio, además de las subidas de kundalini que manteníamos por la práctica giroscópica y las percepciones de nuestros chacras, teníamos experiencias muy religiosas, percepciones de la virgen María y Cristo con diálogo.

En realidad, esto era muy perturbador, o más bien desestabilizador, entonces nos acordamos de tus preciosos consejos que cito de memoria: cuando se es joven, es mejor evitar ciertos tipos de experiencias. La ventaja de las experiencias astronómicas es que son neutras. Queríamos decirte hasta qué punto tenías razón y desde que estudiamos astronomía en verdad tenemos experiencias de una increíble diversidad y de una gran calidad. Tener la sensación de hacer fusionar la propia conciencia con un elemento del cosmos, estrella, supernova o núcleos atómicos tiene algo de indefinible. Quizá más tarde, dentro de veinte o treinta años, volvamos de nuevo hacia nuestras primeras experiencias, pero por el momento la dirección que nos diste nos conviene y no hay palabras para describir lo que vivimos o experimentamos, deberíamos decir, así como no habrá nunca bastantes palabras para expresarte nuestra gratitud por hacernos descubrir cosas que ni nos imaginábamos.

Otra realidad en la realidad. P.S.: Tenemos prisa por probar tu sincrociclotrón cerebral.