DIOS

Christian
He visto a Dios. Al igual que todas las noches desde hace un mes y medio, me acosté después de mi sesión de meditación con el Girascopio virtual. Cuál no fue mi asombro cuando, de madrugada, fui despertado por una luz intensa que parecía bañar todo mi cerebro y mi campo visual. Esta iluminación fue seguida del sentimiento agudo del concepto de Dios. Comprendí bien, después de haber estudiado los trabajos del Dr LEFEBURE, que cualquier pensamiento hecho rítmicamente a través de la oración, el rezo del rosario, la recitación de letanías o de la liturgia, etc., genera sincronizaciones neurológicas que ocasionan percepciones de luz supra normal. Pero nunca me habría esperado un fenómeno de tal intensidad.

Eso tenía algo de grandioso, de místico y de espiritual a la vez. No me convertí en más religioso para eso, como André Frossard, académico, autor del libro Dios existe, lo encontré pero, por contra, el hecho de haber entrado en contacto con la luz divina, o Dios, me permite abordar el camino de mi existencia con una óptica totalmente distinta. El resto sólo es vanidad… Total gratitud al realizador del Girascopio virtual, y sobre todo a Dr LEFEBURE.


Gilles P.
La connotación religiosa vinculada a la tradición cristiana como la virgen María o Jesucristo plantea un problema real de sentimentalismo, ciertamente no hace mucho tiempo de las batallas de campanas en nuestros campos profundos para saber quién era la mejor y más verídica de las vírgenes.

En la Escuela del Dr LEFEBURE, la orientación científica de las técnicas iniciáticas y el fosfeno conducen a interesarse por la ciencia en general, y más particularmente por la astronomía y por las fuerzas de la naturaleza. La simbología del padre es para nosotros el cosmos, y la madre es nuestra tierra la naturaleza y sus diferentes fuerzas. Comulgué con el alma de la tierra trabajando en el chacra umbilical. Después de un día de balanceos y de fosfenos, percibí en mi campo de conciencia la imagen de una mujer totalmente vestida de blanco.

A menudo hablamos de la Virgen, pero a mi juicio es de hecho sólo la personalización de la fuerza femenina de la tierra como se explica en el yoga tibetano.

Estos seres de luz son, para mí, la representación de las fuerzas que existen alrededor de nosotros como el viento, el agua, el fuego y la tierra. Por otra parte en el momento de las apariciones, me esfuerzo por pensar que comunico con el «alma de la tierra», más que con la Virgen en cuanto que la madre histórica del Cristo; así como subraya el Dr Lefebure, sólo en una ocasión en los evangelios nos percatamos de que es una familia como otras con sus tensiones: en el momento de la Cena, el Cristo le dice: mujer ¿qué hay de común entre tu y yo?, porque había olvidado el vino sobre la mesa.

Sr. Stiennon comparto completamente su punto de vista. Con las religiones, es difícil tener experiencias espirituales en tanto sean dirigidas hacia las divinidades más que hacia el cosmos…


Yannik
¿Qué hay que sea totalmente autorreferente fuera de Dios? En efecto, hace 2 meses, empecé a observar una luz durante mis ejercicios giroscópicos. Su aparición se manifiesta de varias maneras:

- De vez en cuando y según la concentración, como un deslumbramiento interno que vela la visión.
- La mayoría de las veces, como «volutas de fosfenos» que aparecen en el exterior del campo de visión y después llenan totalmente mi mente. Los colores parten del rojo anaranjado en el exterior para adquirir tintes de tipo «colores cálidos» y terminar en el centro con un círculo de un azul claro similar al de un fosfeno efectuado con la ayuda del sol reflejado en el agua.
- Proyecciones luminosas que aparecen de forma aleatoria durante el día. A menudo, se acompañan de una sensación de paz o de una sobreactividad del chacra frontal.