Breve extracto del: LIBRO DE ORO


1 - 2 - 3 cursos 2011

Cursos de julio y agosto

Estamos en un taller de telepatía fosfénica, en número impar, y al no tener compañero, le pregunto al Sr Stiennon si puedo trabajar con él. Él acepta y yo me pongo enfrente. Estamos sentados en las sillas, cara a cara. En el taller yo soy receptora, y él es emisor. Apenas me pongo el antifaz y cierro los ojos, siento una vibración muy fuerte en todo mi cuerpo físico, o mi cuerpo etérico, en realidad no sabría decir cuál de los dos. Lo que sí sé, es que realmente era muy fuerte.
Más tarde me encontré por encima de mi cuerpo, y desde allí también podía verme sentada en la silla. En el instante siguiente, me encontré en el cielo, llevada por un torbellino. Las sensaciones y las percepciones eran mucho más nítidas y más fuertes que al utilizar la silla giratoria para obtener un girófeno. Los que utilizan la máquina fosfénica saben de qué hablo. Fue realmente muy impresionante. Muchas gracias al Sr Stiennon por este momento inolvidable.

Patricia D.


Anteriormente ya había estado en muchos cursos de crecimiento personal y desarrollo espiritual, pero debo reconocer que el curso de fosfenismo en el que participé es uno de los más bellos donde tuve ocasión de tomar parte.

Dr P. L. R.


Pasé unos días muy agradables en el lugar donde se dió el curso, lejos de la efervescencia de la vida moderna. La enseñanza se desarrolló en un ambiente muy simpático. De este modo aprendí a utilizar los fosfenos gracias a los muchos ejercicios que nos propusieron. Me voy con una energía nueva, totalmente descansada, ¡y con la «cabeza» muy ligera! Una sensación realmente agradable. Estoy convencida de que con este método, al final, encontré el instrumento ¡¡¡más potente de crecimiento personal!!! Gracias a todos, sin olvidar a Naïma y a Alain por su gentileza y por estar siempre a nuestra disposición.

Sonia.


Pasé una semana muy agradable. Naïma y Alain son personas muy acogedoras y muy eficientes, y responden a cada una de nuestras preocupaciones. En lo que respecta a Daniel y Gilles, fue un placer encontraros, sois unos seres muy apasionados y tenéis el don de saber transmitir vuestra pasión por el Fosfenismo, aún más en el caso mío que soy neófito.En este refugio encontré un pozo de sabiduría. Si se quiere vivir un rato lleno de emociones y de compartir, hay que acudir al Fosfenismo.

Jean-Michel L.


Es tan agradable trabajar en la naturaleza. No podría decir qué fue lo que más me impresionó. Me hacen falta varios días para integrarlo todo, para digerirlo. Gilles — bastante sorprendente desde el principio, no convencional, espontáneo y auténtico - sabe muy bien cómo transmitir el mensaje. Me gusta su enseñanza centrada en la práctica. Como no soy intelectual, me resulta más fácil entrar por esa vía.
Cuatro emisores daban vueltas alrededor de mí, rítmicamente, martillando el suelo bajo sus pies. La rotación era contraria a la dirección de las agujas del reloj. De pronto fuí transportada a una tribu de indios americanos. Esta danza, marcando con los pies un ritmo de dos segundos, es una gran medicina. Si se hace en el mismo sentido de las agujas del reloj, cura las enfermedades calientes, en la dirección contraria las enfermedades frías. Yo vivía en medio de esa tribu y fuí iniciado en las danzas curativas por el «Abuelo» chamán y toda la tribu. También me gustó mucho la experiencia con los animales totem. Gilles tiene un corazón de oro y siente un verdadero respeto por la naturaleza y la humanidad. Es importante tener maestros cuyas energías nos permiten evolucionar.

Véronique M.


Gracias a Daniel, Naïma, Gilles y Alain por la acogida calurosa y por todas las atenciones. Gracias por habernos permitido vivir esta experiencia. Felicitaciones por la calidad de las comidas. El curso con Gilles me permitió vivir la experiencia de Prometeo (que yo no había conocido antes)!… Me siento re-equilibrada, y evidentemente espero participar en otras «aventuras». Lo único que lamento es no haber conocido antes el Fosfenismo.

Fabien L.


Os gustan los fosfenos, la naturaleza, las atmósferas simples y calurosas, tenéis necesidad de recargaros, de tomar decisiones importantes, de elevar vuestro nivel energético. Os recomiendo La Bastide.
Daniel y Naïma son unos anfitriones únicos. Os sensibilizaréis con su encanto, la buena cocina, su preocupación por el bienestar de cada uno. Este no fue mi primer curso, pero aún así estoy sorprendida por la calidad de mi energía. Mi cansancio, mi falta de motivación, todo se fue. Me voy con ideas, con proyectos y un fuerte apetito por todo lo que me espera.. Me había quedado en el linde del calvero, el del árbol del ADN, y de los ancestros. Allí pasé al otro lado de los conceptos.
Gracias a Gilles por su enseñanza poderosa, gracias a Daniel y a Naïma por la acogida, gracias a Alain por estar siempre accesible y por su saber hacer.

Thérèse.


Un montón de experiencias al aire libre, con fosfenos «solares» que aprecié mucho. El trabajo en grupo, sobre todo con los mantras, fue un momento fuerte. También me gustó mucho el apoyo musical rítmico bajo los fosfenos, cercano a una especie de «trance iniciático». La sesión nocturna también fue muy simpática, como una toma de conciencia con respecto a los ritmos cerebrales. El neumófeno, un poco olvidado en el caso mío desde el año pasado, me parece uno de los instrumentos indispensables y complementarios.

Serge F.


Estaba muy contento de hacer camping, y también de conocer a Gilles, nuestro instructor que me hizo conocer su cultura druídica, igual que su buen humor. La comida era muy buena. Este curso era como unas vacaciones y me permitió recargarme y de encontrarme con otros participantes, casi todos con muchos conocimientos, con los que tuve ocasión de intercambiar informaciones. En lo referente a los talleres, era muy agradable hacerlos con los pies en la hierba y en plena naturaleza. Al llegar yo no tenía mucha práctica de Fosfenismo. Me gustaría continuar todo el trabajo realizado mediante ejercicios diarios en mi casa. Tuve hermosas experiencias, sueños bonitos que me permitieron comprender muchas cosas de mí mismo. Muchas gracias a Gilles, Alain, Naïma y Daniel.

Pascal C.


Me siento muy contento y muy satisfecho de haber participado en el curso de Fosfenismo de nivel avanzado. Es perfectamente posible practicar el fosfenismo en solitario, en base de los libros y los CDs del Dr Lefebure y de Daniel Stiennon. El hecho de practicar algunas veces junto con otras personas permite acelerar los resultados. Mientras más gente practican juntos, más poderoso resulta. Además, asistir a un curso de Fosfenismo permite también comprobar que estamos practicando de forma correcta.
Por ejemplo, ayer aprendí a practicar correctamente el potente ejercicio de la convergencia ocular. Me había dado cuenta que no lo estaba haciendo bien. Allí aprendí cómo corregirlo y practicarlo de manera óptima. Otro gran beneficio de este tipo de cursos es la acumulación acelerada de ritmos. Rs muy poderoso, cuando tienes 23 personas proyectando hacía tí un ritmo de la sexta parte del segundo! Y aún más si entre estas personas están Daniel Stiennon y los Fosfenistas más experimentados, esto aumenta aún más, en calidad y en cantidad, los ritmos transmitidos. Yo fuí literalmente transportado al interior de mí mismo por una potente onda de energía. Este tipo de ejercicios permite ganar meses de práctica, de allí su gran importancia. Por mi parte, fue después de un curso de Fosfenismo (curso básico) que yo me puse a practicar seria y asiduamente las técnicas fosfénicas. Este curso de nivel avanzado me dió mucha energía y entusiasmo, me permitió comprometerme totalmente con este camino.

Franck.


A pesar de los ejercicios propuestos, durante todo el curso estaba pensando en el texto escrito por Daniel STIENNON sobre la Atlántida. Un poco como un pensamiento obsesivo, una idea de fondo, como si la Atlántida fuera un sítio oculto en nuestro universo onírico. Dos semanas después del curso recibí la recomepensa por el esfuerzo. Pasé la noche visitando una ciudad sumergida. Era capaz de desplazarme sin necesidad de respirar como un pez en las profundidades, y visitar los templos y los edificios cubiertos de corales y de algas. Entro en un edificio cuya época de construcción no sería capaz de definir, y descubro un hotel donde arde una llama. Me siento atraído, aspirado hacia esa llama. La inspiración es tan fuerte que no me atrevo a seguir con esa experiencia. Voy a retomar los balanceos laterales para reforzarme y aliviar las sensaciones de aprensión. Después de esta experiencia tengo la sensación aguda de que todo está bien dentro de nosotros, y que simplemente hay que «tocar y se nos abrirá», practicad los ejercicios fosfénicos y descubriréis vuestro universo interior. Muchas gracias al Fosfenismo.

Bernard F.


La organización, la infraestructura del camping y las comidas, creo que todos tienen la opinión unánime de que todo fue perfecto. Nada que decir. Me gustaron las comidas de tipo deportivo, con azúcares de absorción lenta al mediodía, que permiten tener energía para abordar con facilidad todos los ejercicios de la tarde y los propuestos para la noche.

Tuve tres profesores con tres estilos diferentes. Bruno, muy pedagógico, ideal para los principiantes. Gilles, que nos ofrece el enfoque de un Fosfenismo en estrecha relación con la naturaleza y sus elementos. Su curso (el de naturo-fosfenologia) está por descubrir, ya que permite abrirse hacia una nueva dimensión. Y al final, Daniel STIENNON, que propone un curso intensivo, para no decir espartano, partiendo del postulado de que es necesario practicar mucho el pensamiento rítmico (el ritmo-fosfenismo) para obtener resultados grandiosos.
Aprecié las tres personalidades, y me sentí particularmente atraído por Daniel STIENNON, pues no tengo ninguna duda de que sólo una práctica intensiva, con el estricto mínimo de explicaciones, es la llave que conduce a las experiencias. Por demás, como él mismo lo dice: «En mis cursos a mi no me gustan mucho las personas que vienen porque han visto la luz: en la página web hay suficiente información para que cada uno pueda comprender los fundamentos de los trabajos del Dr Lefebure sin que haya nada que añadir. Vivir por sí mismo una experiencia es lo primero que uno debía buscar, pero en nuestro mundo intelectualizado, la gente prefiere las experiencias librescas e intelectuales. »

Los talleres intensivos me permitieron densificar mi doble etérico, lo cual a su vez me permite obtenir más despertar en el sueño. En esto comparto totalmente la opinión de Daniel sobre la noción del paraíso perdido. Pienso que realmente el mundo del sueño, (el mundo nocturno) puede ser increíblemente rico en todo tipo de percepciones. Encontrarse totalmente despierto en un medio grandioso con sentimientos de éxtasis, y todo esto en un ambiente conocido o desconocido, sólo puede recordarnos la génesis del Eden.
Cada desdoblamiento, viaje astral, sólo puede reforzar nuestro cuerpo glorioso y permitirnos presentir, yo al menos así lo creo, lo que podría ser la vida después de la vida.
Esta inmersión en ese universo de percepciones y sensaciones, más allá del reclamo de los sentidos físicos, constituye realmente una experiencia por descubrir. Mis posibilidades librescas no permiten describirla más. ¿Además, acaso tendría esto una utilidad real?

Jean-Claude L.


Es extraordinario sentir el antebrazo penetrar en el tronco del árbol.
Es extraordinario sentir, con la espalda contra el árbol, como dueño del lugar, inspirar con una dulzura maternal en su seno.
Es extraordinario sentir el hermano que me dijo que estaba mal, que estaba enfermo cualquier otra cosa, y el día siguiente apareció pidiéndome que le ayudara.
Es extraordinaria la sensación de enfundirse en el sol mientras nos hacemos uno con la tierra.
Es extraordinario ver con los ojos del oso, mirar mi ire de voir avec les yeux de l‘ours, de regarder mi hocico, y mi lengua limpiando las babas, viendo un ciervo que camina hacia el bosque, seguido por otro animal de cuatro patas, luego ver un pájaro con el pico encorvado y con garras de ave rapaz posarse sorprendentemente en el mismo momento en que Gilles nos advierte que un gran pato se acaba de posar también por encima de nosotros para mirarnos mientras practicamos los ejercicios.
Es extraordinario mirar, con una mirada penetrante, a través de la sabana, desfilar una manada de animales a galope.
Fueron los grandes momentos de este curso. Será difícil olvidarlos, están grabados en mi memoria.

Jean Gilbert  L. G.


Antes de llegar me sentía cansado por la multitud de obligaciones cotidianas, familiares, profesionales; pensé que no estaba en condiciones óptimas para hacer un curso. Sin embargo, desde la primera mañana los ejercicios grupales reactivaron mi energía y conseguí entrar en las experiencias de cada práctica con facilidad.
Regreso en plena forma, descansado, relajado, con mucho ritmo en el caos visual. Una vez más gracias a Daniel, Naïma, Gilles, Alain, Thérèse, y a todos los amigos del curso.

Jean-Charles R.


Durante los cursos encontré la calma y paz mental y conseguí ver la luz interna que es una luz de color muy amarillo para mí y que me hizo alcanzar el NIRVANA.

Jean P.


Doy las gracias a todo el equipo de Fosfenismo, que yo no conocía, aunque lleve practicando el método desde hace diez años.
Le doy las gracias particularmente a Daniel por haber preservado los trabajos del Dr LEFEBURE con tanto sacrificio, por sin este empeño por la difusión yo no habría caído y nunca habría podido ser lo que soy ahora, después de que el Fosfenismo desarrolló mi percepción y mi bienestar de un modo extraordinario, lo que está lejos de acabar y lo que me permitió entrar en un camino que hoy en día considero como mío.
Gracias también a Gilles por todas las explicaciones sobre la iniciación y la naturaleza, a Naïma por la buena cocina, a Alain, a todos por haber estado siempre dispuestos a ayudarnos.
Este curso me permitió revisar mi modo de operación, profundizar en mis técnicas y descubrir otras nuevas, susceptibles de hacerme progresar mucho.
Un montón de experiencias por ahora, y la certeza en lo referente a los ritmos creados y muchas respuestas a mis preguntas en lo referente a mi incapacidad de soltarme.
La estancia fue muy buena, tuvimos una acogida excelente, el lugar era muy tranquilo, las duchas y los sanitarios por encima de toda crítica, la comida deliciosa, en fin, ningún problema: una estancia muy agradable que seguramente tendrá su continuidad igualmente sorprendente en lo que se refiere a la incubación de ritmos creados en mi doble, que se revelaránmediante pequeñas o grandes experiencias al regresar a mi vida cotidiana.

François B.


La acogida en el camping y en la escuela fue muy cálida. Daniel hizo que enseguida nos sintieramos cómodos.
También fue un privilegio haber pasado los primeros días a su lado como instructor. Este curso fue muy rico para mí, tanto por los ejercicios que no había conocido antes, como por los ritmos inducidos por Daniel y Gilles, y los del grupo. Me voy, pues, cargada y llena de ritmos, que espero poder mantener y multiplicar con una práctica diaria asidua — y ahora más que antes — sobre buenas bases.
No es tan fácil soltarse, pero precisamente, contrariamente a lo que se podría esperar, he vivido experiencias que no esperaba. Estaba demasiado pendiente de «mi doble»!
Espero que habrá ocasión para volvernos a encontrar en un curso de fuerza +++ o quizás en las estrellas …
Gracias a todo el equipo, particularmente a Daniel y a Gilles.

Virginie P.


Aprecié esa gran familia que formamos. Me gustaron todos los talleres en la naturaleza. Tengo una sensación nueva en el cuerpo, y a la vez más anclaje, y más expansión.

Régine L.


A pesar de mis aprehensiones, conseguí desdoblarme. Tuve la impresión de decolarme de los pies a la cabeza, luego de salir a través de la cabeza para encontrarme detrás de mí. Buena percepción de la energía de los grupos de trabajo y necesidad de un tiempo para integrarlo todo y volver a la energía.
Me gustó la dinámica de Gilles y su contacto con los elementos de la naturaleza.
Gracias a todos, y a tí, Daniel.

Yane A.


Para mí el momento más intenso e interesante fue la enseñanza de los balanceos, que me parecía como lo más adaptado a mí.
Es un curso que aconsejo a todos, porque añade un plus a la vida.

H.


La experiencia que más me marcó durante el curso fue el segundo día, cuando se hizo un ejercicio de transmisión de ritmo donde yo era receptora con 8 emisores que repetían el OM. En 9 segundos yo me convertí en una esponja. Sentí que mi cuerpo se volvió como algodón, pero lo que más me gustó fue la sensación agradable que acompaña ese estado.

Marie E.


Hubo varios momentos que me gustaron mucho, sobre todo con el mantra OM con 7 personas y con un sólo receptor en el centro: se me apareció una gran luz blanca con una sensación muy agradable de apertura en la corona.
Me gustó también el trabajo con los ritmos rápidos durante la danza: varias veces sentí corrientes eléctricas en la parte baja de la columna vertebral con espasmos eléctricos.
Volví a sentir algo parecido durante los ejercicios de balanceo vertical con «ALLA» asociado al mundo vegetal.
Sentí a la estrella VENUS: muy energética. Me siento muy contenta de haber estado en este curso.

Jacqueline F.


Desde siempre me he sentido atraída por el siquismo. Después de haber divagado durante años, perdida, descubrí «por casualidad» si se puede decirlo así, el Fosfenismo. Estoy contenta de este descubrimiento, por fin una práctica iniciática sin dogmas sans dogmes estrambóticos, ni simbolismo de abracadabra… Todo es sencillo, nadie nos pide creer, sólo experimentar. Es exactamente lo que me hace falta!
Las explicaciones son sencillas, bendigo al Doctor Lefebure de todo corazón…

Jean-Michel


¡Gracias Daniel por haber salvado el Fosfenismo del olvido!
¡Gracias a Bruno por habernoslo transmitido tan bien!
Gracias a Hamza y Youssef de habernos servido siempre tan bien, y siempre con una sonrisa.
Gracias a los participantes, por su calor, por su apertura, y su simpatía.
Gracias al sol y a la luna también.
¡Muchas gracias a la Tierra por ser tan hermosa!
Me voy cargada de energía positiva después de haber vivido tan bellas experiencias, decidida a hacer uso de las herramientas tan eficaces que he recibido.

Françoise K.


Con el deseo de hacer una formación después de tantos años, pude apreciar en toda su profundidad la calidad y la riqueza universal de esta enseñanza. Los enfoques diferentes de los instructores destacaron las posibilidades infinitas del fosfenismo, dirigiéndose a cada ser en su universalidad y su carácter único.
Las técnicas que nos enseñaron me dieron el impulso para iniciar una práctica regular en mi vida cotidiana. Los intercambios con los participantes del curso también formaban parte de este enriquecimiento.
En lo que respecta a la organizaciónn material, no hay nada que destacar, no faltaba nada, todo estaba pensado para la comodidad de cada uno.
El ambiente del camping era muy tranquilo, cada uno respetaba el espacio físico y «sonoro» de los demás.
Muchas gracias a Daniel, Bruno, Gilles y a todas las personas que ayudaron en la organización, para una enseñanza que no tiene precio y de cuyo alcance para mi camino terrenal y más allá yo seguramente todavía no estoy plenamente consciente, pero esto ya es otra historia.
En la luz,

Christian C.


En un ambiente simpático, cuidados por nuestros dos ángeles guardianes (sonrisas adorables y una dedicación ejemplar): Hamza y Youssef, nuestra pequeña hada Yasuko, la gentileza de todos los participantes del curso (con amistades nacientes), con la acogida calurosa de los responsables, la calidad de los cursos, mi estancia ha sido inolvidable. Me siento lista para continuar el entrenamiento en casa, para ir todavía más lejos.
¿Cuándo serán los próximos cursos?
Gracias a todos y a los «devas» del lugar.

Véronique A.


Viví un momento excepcional, el curso estaba por encima de mis expectativas. Me permitió tomar conciencia de lo que es la energía fosfénica y cómo utilizarla para avanzar en las experiencias.
Muchas gracias a Bruno por la calidad de la enseñanza, por su disponibilidad, su gentileza y su amor por la naturaleza, igual que a Daniel por su acogida y por preocuparse de que todos y cada uno se sintieran bien. El buen humor de cada uno contribuyó hacer la estancia muy agradable.

Yannick


Muy buena acogida desde que llegamos. El lugar está excepcionalmente bien adaptado para la práctica del Fosfenismo. Los dos cocineros siempre a nuestra disposición. Una cocina muy biológica y muy variada.
Comprendí los distintos ejercicios, lo cual habría sido imposible sin el curso. Nuestro instructor supo mover con habilidad el grupo de 40 personas. El ritmo era sostenido sin oprimir, la pedagogía excelente: no hay más nada que decir.
He aprendido muchos pequeños detalles instructivos. El ambiente fue extraordinario.

JM. B.


Temperatura excelente.
Buen ambiente, diversidad de los participantes: enriquecimiento personal en lo que respecta a las relaciones..
Muy buen egregore.
El trabajo sobrepasó lo que yo había esperado. Tuve experiencias extraordinarias gracias al trabajo de mis compañeros.
Nuestro instructor, Gilles, fue formidable. Una mano suave con guante de hierro, lleno de humor, de pasión, de atención, dispuesto a llevar a todo el mundo por el camino correcto. GRACIAS.

Josyane F.


Pude confirmar ciertas intuiciones, redescubrir mi inmensidad cósmica y terrestre.
Gracias por la acogida tan calurosa a Hamza,Youssef, Daniel y Bruno.

Fabien L.


La organización: Los guardianes vegetales velaban nuestro sueño por encima de las tiendas de campaña.
Una idea excelente para el alojamiento. Con ello la ruptura con nuestros ritmos anteriores se profundiza aún más. Estimulación fuerte a la energía vegetal.
Alimentación simple, fresca y perfectamente adaptada a nuestras necesidades y no a nuestros caprichos.
Impresión de una primera aproximación fosfénica (curso de 01/08/07 hasta 08/08/07)
Se logró la inmersión en plena naturaleza. La luz en el corazón, la maravilla de encontrarse en una dimensión en que ya se había vivido, y que a través de la enseñanza fosfénica recupera su sentido: RESONAR/ RAZONAR.
Efervescencia dentro de un mosáico de descubrimientos.
Sumergirse en la luz, dejar atrás lo denso, entrar como un torbellino en lo sutil para perderse y para luego encontrarse mejor.
Ir hasta el infinito, como el vértigo del amor, una embriagueze que palpita bañada en lágrimas y en risas.
Practicar los ejercicios en casa y convertirse en nuestro propio athanor…
La parte del chamanismo, de un fescor extraordinario. Encontrar el niño interior que por suerte más nunca será silenciado.
¡El carisma evidente de Gilles! en una ósmosis contagiosa, lo que me permitió maravillosas efervescencias luminosas en la esencia de la vibración de la vida.

Catherine


¡Qué felicidad!
Un redescubrimiento de los demás y de mí mismo.
Un respiro de luz, un estallido azul…

Jonathan


- El ambiente del curso:
Rico, relajado, con una calidad de los compañeros sorprendente, igual que el año pasado. La diversidad de horizontes y de los orígenes permite abrirse y compartir de una forma muy enriquecedora.
- El animador:
Con el mismo animador que el año anterior, el curso ha sido muy diferente. Felicitaciones.
Llegué totalmente vacía y me voy armonizada.
Gracias.

Monique


Hace muchos años conseguí el material de Fosfebnismo, y lo he ido praticando de forma irregular. Por fin, se presentó la ocasión para hacer un curso de formación que ofrece las bases para una práctica regular y metódica.
Me gustó el espiritu de esta formación «de alto nivel» que queda fuera de todo subjetivismo: no hay maestro, ni gurú, ni intentos de proselitismo. Llevado por la energia del grupo, cada uno descubre su camino en su interior, y lo sigue.
Para mí, una gran motivación para continuar en el camino del Fosfenismo y continuar mi «desarrollo personal».
Muy buena acogida y calor humano de parte de Daniel y Bruno que son a la vez las personas más ricas y más simples.
Gracias también a todo el grupo por la diversidad de sensibilidades.
Ambiente muy agradable, propio para una escapada de verano, generoso en energías diversas.
Gracias a Youssef y Hamza por su sonrisa y su gran corazón abierto… siempre a nuestra disposición.
Muchas gracias

Serge


Para los que leen este mensaje, que sepan que es como una botella lanzada al mar. Un mensaje que habla de un lugar de paz, de alegría, de experiencias espirituales, de prácticas ancestrales, de iniciación y del descubrimiento de lo que el hombre es capaz de ser. Pero también hay buena comida con dos excelentes guardianes de la mesa, que son Youssef y Hamza. Y eestá también Daniel, el guardián de los trabajos del Dr Lefebure, y Bruno, el instructor. Las clases son excelentes y de una gran riqueza.
Sepáis que este mensaje puede cambiar vuestra vida, y como una botella lanzada al mar imaginad que encontráis un mensaje así que llega a vuestras costas, qué haríais? Yo, por mi parte, lo sé. Pero me es más fácil, yo vengo de la otra ribera.

Anónimo


Humano, hijo de la luz, vete por una semana fuera del tiempo y sin edad.
Al sol, trabajamos la piedra que ya sólo hay pulir.
La sonrisa de mis anfitriones dió sabor a mis comidas.
Las precisiones técnias pusieron reparos.
Las risas y los chistes de los compañeros marcaron la senda de esta semana tan esperada.
Vuestras sonrisas y vuestras caras se quedarán en mi corazón.
Gracias.

P.Y.


Al ser nueva, Daniel y Bruno supieron cómo hacer que me sintiera cómoda con la práctica del Fosfenismo, que es un arte liberado de dogmas.
Mi curso se desarrolló en una paz, en que me sorprendí de ver la luz difusa, así como muchas imágenes de mi misma.
Recibí una enseñanza de una hermosa calidad y los diálogos con la gente del curso fueron muy beneficiosos para mí.
Vine al curso con las manos vacías y me voy con las manos y el corazón llenos.
No hay duda… encontré mi camino.
Gracias a Daniel y a Bruno.

Eric


El equipo de Fosfenismo nos ofreció un curso de gran calidad, que tenía momentos fuertes tanto en lo que se refiere a las prácticas como en las relaciones humanas.
Tomé conciencia de la interacción de los ritmos, del hombre, de la Naturaleza… La bombilla se encendió rápidamente durante la aplicación pragmática y adaptada al hombre de hoy.
A un nivel mucho más personal, viví una experiencia intensa de desdoblamiento durante el taller de «ritmos rápidos». Un cuadro suntuoso, con profusión de ritmos. Un instructor accesible y con mucho sentido del humor. Un momento excelente.
El equipo de Daniel acompañado de Youssef y Hamza puso a nuestra disposición la infraestructura y la sustancia necesaria para el desarrollo óptimo del curso.
¡Muchas gracias!

Yannick


Los participantes y los organizadores del curso nos dieron una buena acogida.
Los españoles son muy simpáticos.
La energía del grupo y su acumulación era tan intensa que conseguí dejar atrás otro peldaño más en la comprensión de nuestro universo y los planos cósmicos.

Jean-Pierre


- Efectos inmediatos del curso básico:

  • Sueños en color mucho más vívidos,
  • Vuelta a los recuerdos mediante los sueños,
  • Sueño más profundo,
  • Reacción más viva del espíritu en acción,
  • Claridad de espíritu evidente,
  • Calma interior que se crea más allá del Ego. Los pensamientos ya no divagan, pienso en lo esencial.

En lo que respecta a las reacciones a largo plazo, espero ver la continuación con la práctica (balanceos + giroscopio).

- El curso en sí:

  • Ambiente familiar muy simpático,
  • Un cuadro agradable,
  • Mezcla étnica agradable,
  • Buena elección del lugar de trabajo.

Enrik R.


Me gustó mucho el inicio del curso con el Alternófono cada mañana, así como los ejercicios de respiración antes del almuerzo y la cena.
Primera noche: desdoblamiento, viaje, acompañado de pájaros.
Buena organización del curso (Felicitaciones, Bruno). Sentí mucho calor y energía. Una idea excelente de hacer el curso en un fin de semana. Esto permite progresar (la unión hace la fuerza)

D. D.


Mi viaje a lo desconocido fue fantástico. Entre la acogida cálida y la accesibilidad de Bruno y Daniel, apoyados en la buena sucesión de los talleres, he vivido momentos mágicos y ricos en experiencias personales. Me encantó convivir con los «habitantes» del bosque y de la señora Naturaleza.
Me voy con la cabeza descansada, llena de energía y de buenos recuerdos. Así que, simplemente GRACIAS.

Fabienne R.


Me voy lleno del buen humor de los participantes, la gentileza de los organizadores que siempre estaban a nuestra disposición.
Alcancé mi meta: comprender los ejercicios para poder practicarlos bien cuando esté solo.
Tomé conciencia de que ahora hacía falta una práctica regular de varios meses para integrar los ritmos. Me siento motivado más que nunca, porque ahora tengo las herramientas para una práctica eficiente. Muchas gracias a todos.

Carlito


Me gustaron mucho las energías de Bruno que supo crear un ambiente particularmente cálido. Durante el curso aprendí muchas cosas sobre los ritmos. Sentí un gran respeto por las variaciones individuales, que permite continuar el entrenamiento con una variedad de ejercicios bastante sutil.
Aprecié a las personas individuales que formaron el grupo. Los intercambios fueron muy enriquecedores. En lo que respecta a la infrasestructura, gracias a Daniel por permitir que todo esto exista.
Felicitationes a Youssef y Hamza por su maestría en la preparación de la comida y en servirla.

Thérèse


Mi punto de partida: una práctica d Fosfenismo desde hace 8 meses en base de:

  • El pack de libros,
  • Los 16 CD del curso de F. Lefebure,
  • Los 16 CD de los ejercicios de Daniel Stiennon.

Los cursos básicos y de formación superior permiten verificar si los ejercicios ese practican correctamente.
El curso de formación contínua permite profundizar los conocimientos y descubrir otras técnicas y aplicaciones complementarias.
Los numerosos intercambios entre los participantes del curso y los instructores (+  Daniel) permiten comprender mejor los distintos ejercicios y sus efectos.
Conclusión: los cursos respondieron a mis preguntas y me dieron más ganas de continuar con la práctica del Fosfenismo.
Gracias a Daniel y a Bruno por los días que pasamos en vuestra compañía.

Gilles S.


Curso: 7 días de camino hacia el equilibrio y la liberación.
Relación: un lazo entre las personas que trasciende los valores «comúnes», una fusión muy libre y muy respetuosa de cada uno.
En lo personal: el despertar gradual acaba, durante un taller de ritmos rápidos, con un contacto con los guías que me dijeron que «volviera a bajar», que «me enraizara», que ya ellos «se ocuparían» del cielo. Mi papel es «estar» en la tierra.

Alain I.


Aprecié:

  • La gentileza natural de mis anfitriones: Daniel, Bruno, Hamza, Youssef y el haber estado siempre a nuestra disposición,
  • La agudeza de propósitos de Daniel y Bruno
  • La repetición de los ejercicios,
  • La fuerza del grupo,
  • La apertura a la Naturaleza.

Al final del curso sentí:
Fuerza interior, serenidad, equilibrio, alegría.
Besitos y gracias.

Régine


Al matricularme en el curso mi objetivo era inicialmente experimentar nuevas técnicas de desarrollo personal y nutrir mi búsqueda de espiritualidad. Y confieso que me siento llena.
Tres días de curso con Bruno y el pensamiento rítmico asociado a los fosfenos no tiene más secretos: una preparación excelente para el segundo curso.
Luego, 4 días de talleres con Gilles y nos vamos transformados. La magia funcionó.
Experiencias emocionantes en los talleres sobre el linaje ancestral. Mucha emoción, amor, hermosos intercambios entre los participantes.
El taller con los árboles me permitió encontrar mi animal totem: un delfín magnífico en un agua color violeta que me vino a buscar durante un sueño lúcido y me llevó al cielo estrellado.
Organización excelente.
Comidas ligeras y a la vez abundantes.
Gracias a todos vosotros por esa semana excelente … y sin duda, hasta el año próximo.

Joëlle


¡Una acogida cálida, un hogar donde la luz es una fuente limpia y fresca!
La vibración es de agradecimiento, iluminó en mí muchas perspectivas, mi niño interior está feliz. ¡Por fin algo real que hace soñar!
A través de este curso, la luz y el ritmo consiguieron reunirnos.
¡He vivido mucho más de lo que había imaginado, con guías muy simpáticos, llenos de buen humor y de amor!
Gracias por vuestro compromiso con la obra del Doctor Lefebure, todavía brilláis, gracias, esto es un hermosa ascensión
¡Espero escucharos nuevamente para que la experiencia se multiplique y se transmita en la luz!
Un grito: ¡KI! ¡KI! ¡lleno de energía!

B. D.


El curso de Fosfenismo me dió las claves que me permiten una lectura de mis experiencias con una nueva interpretación, mucho más racional, del universo. También me permitió comprender muchas lecturas que conseguí absorber a lo largo de los últimos años. El Fosfenismo es una puerta abierta a nuevas experiencias más seguras y más sanas, una filosofia de vida luminosa y que empuja hacia la comprensión de esferas muy variadas (ciencia, naturaleza, universo, vida…).
El deseo del desarrollo del Fosfenismo se siente, en mi caso, como una obra aún más grande y aún más hermosa que la del Maestro Peter Deunov, por lo cual doy las gracias de todo corazón a Daniel Stiennon y a nuestros dos instructores (Gilles Gablain y Bruno Catala) por su paciencia y sus enseñanzas.
¡Buena continuación, y una vez más, gracias!

Vivien


Una acogida muy cálida. Gracias por la ayuda para montar la tienda de campaña.
La comida es para la convivencia.
- La primera parte del curso es con Bruno CATALA:
El instructor domina su materia. Esta primera parte del curso permite situarse con respecto a la literatura sobre fosfenismo cuando uno ha comenzado a solas, y de volver a cuadrar el trabajo por hacer.
- Segunda parte del curso con Gilles GABLAIN:
El instructor está dedicado intensamente a lo que hace y nos lleva a un enfoque que yo, por mi parte, considero muy potente y en comunión real con los elementos.

J.F.


Encontré el curso muy bien organizado.
Me gustó el contenido de los dos cursos. Ahora tengo una visión más completa de las distintas herramientas a nuestra disposición (la lámpara, el Alternófono, el giroscopio) y del modo de utilizarlas.
Voy a utilizar el Alternófono que compré para hacer los ejercicios de balanceos. Me leeré con interés las distintas entradas del foro.
Voy a utilizar el Fosfenismo para continuar a aprender italiano y también para mi práctica de Qi Gong.
Me gusta mucho el concepto del desarrollo de sí mismo y de las capacidades mentales mediante métodos y principios tan rigurosos como los del Dr Lefebure.
Me parece que el Fosfenismo llega a mi vida en un momento preciso para completar lo que yo ya había logrado.
Voy a jugar a hacer los ejercicios del Doctor Lefebure.

Jacques L.


- Curso básico con Bruno:
Me gustó mucho esa primera parte. Un curso muy claro, muy simple y bien explicado que le conviene mucho a mi lado práctico, pragmático y racional.
Pude lograr un cierto nivel de consciencia, nuevas experiencias, tan interesantes como sorprendentes y darme cuenta de que existían otras vías mucho más rápidas para evolucionar y desarrollar otros potenciales reservados hasta ahora para unos pocos.
- Formación contínua con Gilles:
Gilles es extraordinario en su modo de intentar comunicarnos sus experiencias y pretender que nosotros también podamos alcanzar su nivel. Me encantó que me haya permitido volver a tomar consciencia de que la Naturaeza estaba tan viva como nosotros y que merecía respeto.
Aprecié también su entusiasmo de llevarnos hacia las puertas de lo desconocido y de ayudarnos a ir más allá de nuestros límites.
Hoy, me voy con otra visión diferente sobre la vida y con la idea de que la Humanidad será iluminada con la luz del fosfeno.
El mundo y los seres llevan en sí esa luz, la han llevado desde siempre, aunque haya estado oculta durante milenios, regresará más potente, más brillante, y los seres que se encuentren bajo esa luz serán también «iluminados» proyectados al «más allá» ¿O sea, otras posibilidades, otras perspectivas? Seguramente.
Gracias a Daniel, Bruno, Gilles y sobre todo al Doctor Lefebure.

Farida


Desde la estación, la acogida cálida contribuyó a que se produjeran los encuentros.
Esta acogida se mantuvo durante toda la estancia.
Muy emocionada por toda esta atención discreta (la presencia de Daniel para las preguntas, las informaciones…).
Necesidad de naturaleza, retorno a la fuente, a mis raíces, reapertura del libro de los orígenes.
Me voy regenerada en las profundidades, con una tierra que fue trabajada, aireada y cuyos frutos no conozco todavía. Estoy aprendiendo la paciencia y la lentitud que son necesarios para ello.
Aprecié las energías diferentes entre Bruno y Gilles.
Gracias por esta primera etapa en el camino hacia otros horizontes, por haber estado siempre a nuestra disposición, por la claridad…

Marie-France L.


- La acogida:
Todo el mundo es muy acogedor y está a nuestra disposición.
Daniely su equipo dan pruebas de mucha gentileza y son muy accesibles.
Esto contribuyó, desde mi llegada, a crear buenas condiciones.
- La organización:
Las tiendas de campaña: muy bien y muy prácticas.
Las comidas: muy buenas, la fórmula está perfectamente adaptada.
El precio: muy aceptable.
- El contenido:

  • Formación de base:

Esta formación me parece indispensable. De hecho, a pesar de haber adquirido un pack, yo no estaba haciendo los movimientos correctamente.
Esta formación es realmente muy buena Sólo me queda ponerla en práctica.

  • Formación contínua:

Reconozco que fue una suerte haber encontrado a Gilles. Es apasionante.
No había tenido grandes experiencias (o es que no me daba cuenta), aparte de romper una silla con ¡la ENERGÍA Kundalini!
- Conclusión:
Voy a experimentar con los balanceos.
Volveré para la formación contínua.
Después de este curso me siento mucho más calmado y más sereno. Me siento muy contento.
Gracias a todos los y hasta pronto

Daniel B.


Después de haber practicado los ejercicios desde hace dos meses, tengo la clara sensación de haber progresado con este curso.
De hecho, por primera vez he podido sentir el «prana» en mí de manera intensiva, gracias a los talleres grupales.
La segunda experiencia que conseguí se basa en los ritmos de mi cerebro y particularmente el de la sexta parte de segundo.
Estas dos experiencias me dejan muy satisfecho y me impulsan a continuar.
Felicitaciones a Gilles por el entusiasmo que pone en la enseñanza, y gracias a Usted, Daniel, por permitirnos acceder a los mundos sutiles. Me impulsa a seguir por este camino.

Alexandre L.


Para empezar, estoy muy contento de haber hecho estos dos cursos (3 días de iniciación y 4 de formación contínua.) Esto me da deseos de descubrir más del Fosfenismo y de profundizar mis experiencias en esta esfera.
La aproximación por la vía de la Naturaleza y del chamanismo me llegan mucho más, aunque me haya gustado también la enseñanza de Bruno.
La formación es muy densa, absorbimos mucha información y conocimiento.
Pienso que el aspecto de «curso continuada» durante el cual comemos y dormimos en el mismo lugar, es esencial para asegurar y conservar una dinámica energética, igual que para las relaciones humanas que pueden llegar a crearse.
He tenido encuentros más que ricos e interesantes. Es un hermoso ejemplo de apertura y de intercambios humanos.
La acogida fue muy cálida y agradable por parte de todos (Daniel, Bruno, Gilles, Youssef y Hamza) . Una se siente bien aquí!
De todos modos, gracias a todos por estos hermosos momentos.

Noémie C.


Felicitaciones por la organización de los cursos. Habría que organizarlos más a menudo. Realmente aportan una otra dimensión al Fosfenismo.
Conseguí hacer una primera experiencia consciente, y descubrir el camino para llegar allí..
Gracias, el objetivo está alcanzado.
¡Felicitaciones por el profe! Es excelente.
Gracias a tí, Daniel, a Gilles y a todos los demás.

Jean


Aunque haya practicado la meditación durante casi 25 años, a través de los cursos de Fosfenismo he vuelto a encontrar distintas técnicas ricas y variadas que inducen rápidamente diferentes estados de consciencia.
El trabajo de grupo me resulta particularmente interesante por percibir la energía personal de cada uno y desarollar la intuición y las percepciones.
Las explicaciones han sido sencillas, y la comprensión estaba al alcance de todos.
Gracias por todas estas cosas a Bruno y a Gilles, igual que a Daniel por la organización, y por haber estado en todo momento a la disposición de todos y cada uno de nosotros.
Buen viaje en la luz.

Agnès


Gracias a Gilles y a todos mis compañeros del taller que me permitieron vivir momentos fuertes, tanto a nivel de experiencias, la comunión con los ritmos, las energias, la divina Naturaleza, como al nivel de la riqueta y la diversidad de las relaciones humanas, de todos los que vamos por el mismo camino y en la misma dirección: el del Fosfenismo.
Gracias a Daniel: sin él estos cursos nunca habrían podido tener lugar, igual que a Youssef y Hamza por su gentileza y sus sonrisas.

Nathalie


- La organización:
Buena y sin presiones.
- El contenido del curso:
Fuí al «seminario» sin nada apriorístico, y el contenido me pareció coherente, interesante y apasionante.
Los dos instructores, Bruno y Gilles, animaron estos curso, muy competentes, con alegría y buen humor.
Todos mis agradecimientos para ellos.
Me voy enriquecido y decidido a continuar esta formación por todos los medios a mi alcance a través de vuestra organización.

Georges


Muy buena organización en general:
Este nuevo curso con Gilles me ha permitido tener una nueva aproximación a la Naturaleza. Me siento mucho más cerca de los elementos naturales. La belleza de la Naturelaza siempre me ha fascinado. Me alegro de haber aprendido algunos ejercicios para unirme a ella a través del Fosfenismo. Creo que en la medida en que esto es posible habría que hacer una formación contínua con cada profesor, ya que el Fosfenismo es un universo tan grande y los ejercicios pueden ser infinitos. Cada profesor tiene un enfoque diferente y una enseñanza propia. Gilles Gablain tiene una personalidad muy fuerte, y cuenta cada anécdota con tanto entusiasmo, y tanta energía que uno se siente como si él lo transportara a la aventura.
Me encanta la idea de ir a París dentro de poco para encontrarme con otros profesores.
No he tenido ni la más mínima experiencia pero no me siento decepcionado, ya vendrán. Para mí lo importante es haber comprendido los ejercicios y la esencia del Fosfenismo.
Le doy las gracias a Daniel por su amabilidad y su presencia. Gilles y Bruno son formidables, pero mejor que vengáis a conocerles (…)
Podría seguir hablando del curso, pero mejor venid a comprobarlo por vosotros mismos y seguramente tomaréis consciencia de esas otras realidades que se nos escapan en nuestra vida cotidina.

Jean-Michel B.


Estoy descubriendo el Fosfenismo.
Practico las técnicas de expansión de la consciencia desde hace 2 años y fuí atraído por la página web de Daniel.
Antes que todo, durante estos pocos dias, encontré, en el Fosfenismo, la herramienta que hace posible alcanzar diferentes niveles de consciencia, y sobre todo una herramienta que permite trabajar sólo o en grupo, sabiendo que uno lo hace de una manera estructurada.
Tuve el placer de encontrarme aquí con gente, que como yo, aman la Vida y la respetan.
En fin, la organización, tanto al nivel del transporte, alojamiento, horarios de los animadores es absolutamente correcta y me resultó satisfactorio.
Cordialmente

Jean-Marie F.


Me alegro mucho de haber conocido a Gilles. Fue capaz de lograr, a través de los ejercicios iniciáticos, los talleres en plena naturaleza, que percibieramos los ritmos, las energías, los colores de las corrientes de la vida que nos rodea.
Gracias a ello, nuestra existencia ha adquirido una dinmensión que me impulsa a perserverar en el camino del autoconocimiento.
Gracias a Daniel por la acogida y al equipo de cocina por cuidarnos tan bien.

Alain L.


El curso con Gilles fue de una gran calidad: las conexiones con el chamanismo africano contribuyeron a una mejor comprensión del sistema ritmo-fosfénico.
Los talleres en el bosque me reconectaron con las fuerzas de la Naturaleza.
Me voy con una conexión muy fuerte con los orígenes, el mar mítico en la que como mujer, ¡debo lanzar mi razón! Magnífico, muy intenso.
Gracias a Gilles y a Daniel que permite que esos cursos existan.

T. L.


Gilles, tu muestras tu excelencia en la Naturaleza, eres un verdadero Chamán y me encantó escuchar tus enseñanzas muy pertinentes que me prometen magníficas experanzas si hago los ejercicios que nos diste.

Pierre Vincent B.


Vine a este curso como en los tiempos antiguos un griego iba a Egipto, pues para mí la escuela del Dr Lefebure es una escuela de misterios moderna.
Me gustó particularmente el espiritu abierto y la competencia de Bruno CATALA. Este curso se correspondió con lo que yo vine a aprender y a experimentar (trabajar con la lámpara y con el sol, experimentar los balanceos y las respiraciones).
El curso de Naturofosfenismo o Chamanismo de luz me deja perplejo. El contacto directo con la Naturaleza ha nutrido mis reflexiones.

Anónimo


Los últimos dos días fueron bastante reveladores para mí. Tuve varias experiencias de desdoblamiento, y sensaciones fuertes, detalles que prefiero no describir por ser personales.
Gilles es siempre el mismo, no cambia. Daniel, como él mismo, ¡el sabio de la familia!

M.


Fue una gran alegría encontrarnos con nuestros amigos españoles acompañados por Francesc para compartir momentos muy agradables.
El curso era animado por Bruno, que nos hizo vivir momentos muy intensos. Así fue como redescubrí los ritmos de la novena sinfonía de Beethoven y de otros grupos más recientes.
Guardo en la memoria la imágen excepcional de un momento puro de felicidad compartido por todos: una larga serie de OM durante la puesta del sol, al pie de un alcornoque majestuoso que nos abrió sus grandes ramas para compartir su energía. Un momento de amor, de comunión total con la Naturaleza.
Gracias a tí, Bruno por habernos hecho vivir momentos como ése, gracias a tí, Daniel por haber organizado todo esto con tanta eficacia.
Gracias a todos y a la Señora Naturaleza por habernos hecho partícipes de momentos tan fuertes

Alain R.


Participé en el curso dirigido por Roland Talbot, del 1 al 9 de agosto, ¡y me encantó! En primer lugar, era un curso residencial y yo llevaba mucho tiempo soñando con esto. Desde ese punto de vista no quedé ¡decepcionado! El marco magnífico, el camping que favorece los intercambios con otros participantes, la organización impecable… Un placer para los ojos: vuelvo a ver la sala de musculación (la sala privada de Daniel) a la vez íntima y en plena naturaleza, un placer para los sentidos, simplemente, bajo la luna llena, el canto de los grillos en el bosque, la convivencia durante las comidas…
A todo esto se agrega la calidad de la enseñanza, la de los participantes y la magia de la energía fosfénica.
Para mí era como volver a clase después de muchos años de vagabundeo y aprecié mucho la claridad de las explicaciones, la eficacia del progreso y los buenos momentos de risas. Me quedo con mucha nostalgia, y me gustaría tener más de todo esto.
Gracias Daniel

Thérèse D.


Las condiciones de alojamiento eran excelentes.
El camping y los sanitarios estaban muy limpios.
Nunca nos faltó el agua caliente, había tres duchas y un lavadero.
La comida era muy buena y bien preparada por Isabelle.
En fin, todo estaba perfecto en cuanto a la organización.
En cuanto al curso: Una noche, Gilles nos hizo observar la luna y las estrellas.
El objetivo era fijar una estrella para intentar reproducir «la danza del sol».
Y efectivamente, muchos observadores consiguieron ver su estrella temblar y girar sobre sí misma.Yo personalmente, también obtuve el derecho a un viaje magnífico el día siguiente después de comer. Me fuí a acostarme a la sala donde se desarrollaba el curso, sobre el suelo, para aprovechar un poco el frescor. Después de algunos minutos de meditación, de pronto me encontré entre las estrellas, en un paisaje idéntico al observado la noche anterior, con una claridad notable. No duró mucho, pero lo suficiente como para llenarme de felicidad. Todavía estaba entre lágrimas cuando, algunos minutos más tarde volví a encontrarme por segunda vez entre las estrellas. Seguramente había sacado provecho de la fuerte concentración de sales fosfénicas en la sala del curso, eso fue lo que debía haber desencadenado el fenómeno. Qué más puedo decir sobre la felicidad que sentí…
Durante el curso otras personas también vivieron momentos muy fuertes..
Uno de ellos entró en contacto con su guía durante el último ejercicio de naturo-fosfenismo.
Algunos de nuestros amigos españoles también vivieron experiencias emocionales muy fuertes.

Alain R. (Alain69)


Quiero precisar que estos cursos tienen una claridad y una precisión accesibles para todos. Roland explicó las diferentes técnicas con las palabras justas, nos transmitió su conocimiento, su entusiasmo por el Fosfenismo.
Durante todo el curso sentí también, igual que otros participantes, la calma de la distensión y de la serenidad dentro de un marco agradable. La presencia de la energía, una sensación maravillosa, y el famoso sillón giratorio amarillo que crea las sensaciones del doble etérico. La utilización del Alternófono, que en sí es importante, nos aporta también una calma agradable.
Todas esas técnicas mostraron su efectividad multiplicada por el efecto del grupo en la pieza.
Todo está muy bien organizado, por la buena cocina de Isabel, la organización sin fallos de Daniel, apoyado por Stéphane para la logística. Y naturalmente, los CURSOS EXCELENTES DE TALBOT Roland, y el buen ambiente de todo el grupo en el curso.

François F.


Antes de más nada quiero dar las gracias a Daniel, Pascal, Stéphane e Isabelle, que nos permitieron pasar unos buenos momentos gracias y su organización tan bien administrada.
Gracias también a Ahoura (Roland TALBOT) por su enseñanza de alto nivel. No voy a volver a las técnicas de base accesibles para todos.
Durante este curso, Ahoura supo hacernos sentir la transmisión de energía de un individuo al otro, o del grupo a un individuo. Las sensaciones que experimentamos eran claras para la mayoria de nosotros y muchas veces muy agradables y hasta «mágicas». También nos enseñó a sentir nuestro mundo subjetivo que es muy rico.

Este mensaje es para los nuevos. Yo no soy un «iluminado» tengo 42 años, una familia, un doctorado de Estado, me gano la vida bien y soy feliz. No hago Fosfenismo para huir de la realidad. Lo practico porque siento los efectos benéficos de la práctica, fía tras día: alegría interior, seguridad, sensaciones internas desarrolladas, y la comprensión de «lo interior» de todas las religiones, y de todas las tradiciones.
Si, como a mí, a vosotros también os interesa este programa, lanzáos al estudio y a la práctica del Fosfenismo, esto da mucho entusiasmo! Matriculáos a los cursos, pues la práctica grupal es indispensable para multiplicar las sensaciones y progresar en el maravilloso camino del descrubrimiento de sí mismo.
Una vez más, gracias a todos y hasta pronto.

Dr Lionel G.


¡Daniel y Gilles, felicitaciones por vuestro trabajo y vuestro desempeño!
Los tres días de iniciación yo los califico de excelentes.
Me voy a comprar una hamaca, una mecedora y un sillón giratorio…

Thierry T.


Si estáis pensando venir a un curso, venid con toda confianza.

Elisabeth M.


Un curso muy bien organizado con las jornadas llenas, en que se aprenden muchas cosas.
Los ejercicios realizados con ciertas personas en el rol de emisores desencadenaron ritmos muy potentes generando vórtices y explosiones de luz.
La naturaleza donde uno puede practicar los ejercicios sin molestias, y la excelente acogida brindada por Daniel, tan atento a todo, hicieron nuestra estancia tan agradable.
También aprecié mucho las legumbres frescas, las frutas bio, igual que los postres hechos con amor por Isabelle, la cocinera, cuya alegría de vivir es tan agradable.

Pierre D. Informático


Este curso me ofreció una visión mucho más amplia sobre las posibilidades del fosfenismo en lo que respecta la exploración de las riquezas de la naturaleza, ya sea «viajando» en el espiritu o simplemente una comunicación más fuerte con la naturaleza mediante la mezcla de nuestras energías con la suya. El curso me dejó completamente satisfecho El ritmo es sostenido, la páctica seria, y nuestro profesor, Gilles, apasionado y competente.
También aprecié mucho el ambiente. Las condiciones de alojamiento en tiendas de campaña, las duchas calientes, los sanitarios siempre limpios, Francamente lo recomiendo para descubrir nuevas posibilidades en nuestras prácticas. El curso requiere además motivación debido al importante volumen de trabajo que se lleva a cabo.
Experiencias durante el curso: sensación de lo sagrado, de estar en un lugar místico. Siento con fuerza mi primer chakra, luego los demás, una sensación que va de luz en luz y se abre hacia lo sagrado. Paso a través de un símbolo al estilo de los vitrales de las iglesias, y siento que vuelo en vertical como si fuera un pájaro. Paso a través de símbolos geométricos mientras me elevo hacia el cielo. ¡Es maravilloso!

Quantin D. Informático (24 años)


Gracias por este viaje a los confines de la divinidad.

Doctor Jean-Paul C.


El ambiente es cálido, tanto entre los participantes como con los organizadores y los instructores.
Pude apreciar el compromiso, la motivación y el profesionalismo de dos de ellos, «Roland» y «Gilles».
Considero que las comidas son muy correctas si tomamos en cuenta la relación calidad/precio.
Las duchas funcionan bien. No hay largas esperas. Los servicios también funcionan bien y se limpian con regularidad.
Nos beneficiamos del ambiente natural «protegidos de los ruídos» disfrutando a la vez de una comodidad suficiente.
Los cursos me han aportado mucho a mí y a mi hija.

Prof. Dr Ivan G.


Gracias «Daniel» y «Gilles» a todo el conjunto de organizadores. Ignoraba que esto era posible!

Patrice S.


Dentro de un marco magnífico y en un ambiente sutilmente inteligente, un curso precioso que me dió «un empujón» en mi práctica. Gracias a todo el equipo.

Bruno D.


El curso me ha aportado mucho en lo que se refiere a la estabilidad y me permitió desarrollar la intuición. El encuentro con personas muy amables me permitió desarrollar la tolerancia, la paciencia el altruismo y el amor.
Daniel STIENNON es muy amable. Las comidas bien equilibradas. Las tiendas de campaña perfectas. Las duchas limpias. Los ejercicios son muy interesantes.

Marie Rose M.


Una semana de curso, una semana de verdadera aventura humana con gente muy interesante, tanto a nivel de la organización como de los participantes. Gracias a todos por vuestro buen humor y por haber compartido vuestro conocimiento.

Hugues R.


Durante el curso logré recargarme gracias a la enseñanza que me fue transmitida. Volví a centrar mi vida dándole una nueva vuelta. En lo que respecta a las condiciones de vida, las noches en una tienda de campaña son agradables. Si uno necesita salir los servicios, limpios, no están lejos. La ducha tiene la temperatura deseada. La calidad de los alimentos es más gustativa que cuantitativa.

Indhira G. 21 años.


Un baño de rejuvenecimiento fosfénico donde la naturaleza, la proximidad de los elementos, participan en gran medida en el entendiemiento y llevan nuestra práctica de fosfenismo a una octava superior, esperada y encontrada maravillosamente durante este curso.
La organización y la acogida ejemplares y la elocuencia de los profesores me invitan a renovar estos hermosos encuentros etéricos.

Yves D.


Aprecié en este curso la gran pedagogia de «Gilles GABLAIN» quien supo transmitir su pasión por el Fosfenismo y su conexión con los ritmos de la vida, la naturaleza y el cosmos. Este tipo de cursos, más allá del aspecto teórico, permite generar de por sí, a través de numerosos talleres prácticos, una gran variedad de ritmos y de energía, garantía para el futuro de experiencias personales ricas en enseñanzas para nuestra evolución personal.
Muchas gracias a Stéphane, Isabelle y Daniel por la organización perfecta en ese lugar magnífico.

Guillaume D.


Las experiencias vividas durante el curso fueron muy sorprendentes. Durante los días, yo pasaba de las sensaciones a las imágenes, de las imágenes a las sensaciones. A veces los dos venían al mismo tiempo. Nunca antes había hecho fosfenismo y la rapidez de las experiencias y su intensidad fueron una sorpresa agradable para mí. Enseñanzas completas gracias a la luz y uno logra despegarse. Por lo demás, nada que mencionar.

Gislaine R.


El primer curso de Fosfenismo y espero que no es el último. Todo se hizo para que el participante se sientiera a gusto. Daniel que resolvió todas nuestras necesidades. Las duchas y los servicios limpios, el agua siempre caliente, comida excelente, qué más vamos a pedir… En lo que se refiere a la formación, respondió a todas mis expectativas. Gracias a todos los que prepararon estos cursos. Esta formación es realmente preciosa por la calidad de las experiencias vividas y por cargarse de energía. Gracias.

Patrick R.


Sólo pensaba quedarme para el curso básico, pero en vista de la calidad de la enseñanza y del alojamiento, decidí alargar mi estancia con la formación contínua que le siguió. Así pude descubrir mi animal totem y experimentar un desdoblamiento. Gracias Daniel y Gilles.

Jean L.


Vine por los cursos y para aprender más, aprecié tanto a Roland por su lado didáctico, su calma y su cultura sobre Asia, como a Gilles por su entusiasmo y su conocimiento del mundo «chamánico». Aprendí más de lo que me había imaginado y sobre todo sobre mí mismo. Los cursos se desarrollaron bien y estabamos bien instalados. Tiendas de campaña, ducha caliente, servicios dobles y alimentos muy bien cocinados por Isabelle. Gracias a Daniel por esta magnífica organización.

Gilles F.


Me quedará mucha nostalgia por la semana que pasé en La Bastide. ¡Era pura felicidad!
¡Una vez más felicitaciones y gracias Daniel!

Thérèse D.


Sólo unas palabras para impulsar a las chicas a participar en los futuros cursos, que esperamos que Daniel no dejará de organizar.
Si lo que os retiene es la idea de acampar en condiciones espartanas, olvidad ese temor: duchas, agua caliente, espejo, baño para las chicas… todo está organizado para nuestra mayor comodidad. Los platos que prepara «Isa» son simplemente deliciosos, con una mención especial para su tarta de manzanas de la que nos dió, generosamente, la receta. Si tenéis ganas de hacer deporte, a Daniel le gustará mucho servir de «coach» con sus aparatos de musculación. En fin, unas vacaciones idílicas en compañía de personas maravillosas, en medio de un decorado de ensueño.
Felicitaciones y gracias a los cuatro «Daniel, Roland, Isa y Stéphane».

Florence D. (29 años)


La calidad de la enseñanza, ya sea con Roland o con Gilles, ¡es irreprochable!
Aunque yo haya hecho un curso básico, otro de nivel superior y una formación contínua (nivel de principiante) quiero agradecer particularmente a Daniel Stiennon sus explicaciones «metafísicas». Su enfoque (teórico) del lugar que ocupa el hombre en el entorno cósmico según las leyes de la inversión, sedujo particularmente mi lado científico. Llegar, como él, a fusionar con la agitación de los átomos durante una fusión nuclear de una «supernova» me parece a mí también mucho más interesante que buscar contacto con los electrones ( o «guías espirituales» según el esoterismo) que pertenece al plano «mental». Espero poder asistir un día a una formación contínua reforzada con Daniel Stiennon y Michel L. que conozco y cuyo potencial tuve ocasión de experimentar…

Guy R.


Practico el Fosfenismo desde diciembre de 2004 y tengo el honor y la inmensa satisfacción de representar la escuela del Dr Lefebure en la isla de Tahiti.
Acabo de participar en un primer curso de formación a principio de agosto de 2006, donde tuve ocasión de corregir algunos de mis errores, como continuar a pensar sobre el sujeto después de la fijación de la fuente luminosa y durante la observación del fosfeno.
Saludo calurosamente a todo el equipo de la escuela de Fosfenismo y muchas gracias a Daniel Stiennon por todo lo que hace por desarrollarla, y también por la organización de los cursos, por su acogida y por el gran profesionalismo del que dió muestras. También muchas gracias a nuestro profesor Talbot Roland (conocido como Ahoura en el foro), que nos hizo descubrir muchas posibilidades que ya están dentro de nosotros y por todo lo que nos hizo conectar. O sea que esto no es más que el inicio…
En fin, guardo una memoria excelente sobre los participantes del curso, y entablé relaciones de amistad con algunos que saludo desde aquí calurosamente.
También saludo a todos los practicantes del Fosfenismo y les deseo muchas experiencias enriquecedoras y un desarrollo personal expansivo.

Irma L.


Durante el curso he visto el aura de otros participantes. La cuarta luz es un rayo verde; es la misma energía percibida cuando uno mira el sol, con la subida de la kundalini acompañada de un calor dulce y agradable por la parte alta del cuerpo. Yo también lo sentí con mi doble y con algunos participantes del curso que estaban cerca de mí, con las sensación de que mis brazos levitaban a cada rato.

Jean Pierre D.


Qué alegría ver que los cursos vuelven a organizarse después de todos aquellos años que pasaste liberando el Fosfenismo todas las protecciones. Te lo agradezco, a mi escala modesta, de todo corazón, El Dr LEFEBURE, por sus descubrimientos ,desempeña un papel único y mayor en la humanidad. Como digno sucesor, tú te esfuerzas para desarrollar su método y la fortaleza que construiste para su expansión, nos encanta. Nosotros como simples practicantes del Fosfenismo, dejamos este curso radiantes y serenos de tener un guardián así. Formar parte de una familia como esta, hace la vida excepcional.
Gracias por consagrar tu vida como un hombre que no olvida la luz.

Yves D.


Este curso se desarrolló en un marco tranquilo, natural, fuera de las depravaciones de la vida moderna, con personas de todos los horizontes en la meditación y el buen humor. Nos enseñó a aplicar de manera concreta muchas técnicas, en armonía con la naturaleza y con nuestra naturaleza. Esto me permitió tomar consciencia de que de los distintos ritmos y energías que nos rodean y que nos constituyen, y de expandir mi consciencia. Estas experiencias descartaron las creencias, los temores, y las emociones que dificultaban mi evolución espiritual. El trabajo en grupo permitió alcanzar resultados más rápidos que cuando uno practica solo o con la ayuda de un libro. Las instrucciones precisas de Roland y sus explicaciones le dieron toda su verdadera dimensión a estas experiencias. Entre otros, pude ver y sentir mi energía, la de otros participantes del grupo, ver un pequeño elfo blanco, y reencontrar la confianza y la plenitud.
Gracias a Roland, Daniel, y a todos los participantes por todos estos momentos mágicos, todos estos intercambios y este buen humor.

Nathalie L.