PEDAGOGÍA FOSFÉNICA

Sonia
He vuelto a repasar mis apuntes para un próximo examen. Evidentemente repaso bien con los fosfenos, es innegable que memorizo más fácilmente. Estoy impaciente porque empiece el curso escolar para reencontrarme con mis alumnos y transmitirles esta pedagogía fosfénica. ¡Resulta una herramienta estupenda!


Franck
Mi amiga ha puesto a practicar a su hijo Hugo, de 10 años, y eso ha dado muchos resultados. Es impresionante. A principios de año no tenía una buena escritura (temblorosa, vacilante, etc.). A medida que ha ido pasando el tiempo su escritura se ha transformado completamente. Hugo tiene ahora una bonita escritura: regular, derecha, letras bien enlazadas, etc. Y sobre todo, ahora es el primero de la clase. Verdaderamente los niños son muy receptivos al Fosfenismo.


Franck
Mi hermano, que es policía, ha decidido hacer un curso de formación en el seno de la policía para progresar en su trabajo. Como había abandonado sus estudios hacía mucho tiempo tenía miedo de ponerse a estudiar sin tener el nivel necesario para aprobar los exámenes que debía superar. De manera que aproveché esta oportunidad para hacerle descubrir el Fosfenismo ya que no sabía muy bien qué era. Hace más de año y medio que le había regalado un kit de fosfenismo para el trabajo con la mezcla fosfénica. Pues bien, hace algún tiempo mi hermano me ha dado la agradable sorpresa de llamarme para agradecerme el haberle dado a conocer el Fosfenismo. Está seguro de que gracias a este método ha obtenido buenos resultados en su examen y de lo mucho que le ha servido para memorizar y para tener confianza en sí mismo. Él visualizó bajo el efecto de los fosfenos que iba a aprobar sus exámenes y que los iba a afrontar tranquilo. Y eso ha dado buenos resultados, pues efectivamente los ha hecho con confianza y tranquilidad.


Patrick
El Fosfenismo es verdaderamente fabuloso en el ámbito de los estudios. Lo he utilizado con mucho éxito. Es como si se hiciera trampas, pero sin hacerlas. La lección aparece de verdad ante los ojos durante los exámenes. Es un verdadero regalo aprender con los fosfenos. Personalmente, yo proyecto el fosfeno sobre mis apuntes tal como se explica en la mezcla fosfénica en pedagogía.


Quentin D.
Estoy en último curso de ingeniería informática. En plenos exámenes parciales me queda una prueba que me causaba muchas dificultades porque exige reflexión pero también muchos datos a memorizar. Me queda poco tiempo… ¿por qué no utilizar el Fosfenismo? Con la lámpara de bolsillo utilizo el siguiente procedimiento:

• Observación fija para obtener el fosfeno
• Leer la lección atentamente bajo el fosfeno
• Una vez extinguido el fosfeno, nueva observación y, mientras tanto, vuelvo a pensar en lo que acabo de leer (lo mejor que puedo…)
• Continúo mi lectura bajo el fosfeno
• Una vez que lo he visto todo, vuelvo a empezar, bien todo el texto, bien las partes que me parecen más importantes.

He memorizado relativamente deprisa y además, las asociaciones de ideas salían solas y las lecciones, retenidas y comprendidas. En el examen he sacado la mejor nota de la clase, y eso que al final tampoco trabajé tanto… El Fosfenismo hace ganar mucho tiempo y actúa de manera positiva sobre las capacidades intelectuales y la atención. Utilizarlo para los estudios no puede ser, a mi juicio, más que beneficioso, utilizado correctamente. ¡Estoy seguro de que muchos estudiantes, de los considerados «malos», «mediocres», podrían sorprendernos si se les proporcionara las herramientas adecuadas…


Pierre D.
He aquí lo que he podido observar en mí mismo, mis hijos y en algunas personas de mi entorno después de 2 años de uso del método.

En los períodos de aprendizaje escolar (primaria y secundaria)

Permite una mejor concentración y ayuda a la memorización. Al canalizar la energía, reduce la tendencia natural a la dispersión y aporta la concentración necesaria para el estudio y la comprensión y facilita la retención de lo que debe ser memorizado por proyección mental de lo que debe ser retenido en el fosfeno. Permite reducir el fracaso escolar y devolver a los alumnos alterados o estresados las mismas oportunidades que tiene el resto de sus compañeros. En particular el uso simultáneo del fosfeno, de la lectura/recitación en voz alta asociada a la escritura manual permite acabar definitivamente con los problemas de ortografía.

En ciclo superior y oposiciones

Permite almacenar gran cantidad de conocimientos valiéndose, en particular, de la memoria visual. La utilización de los fosfenos está, de hecho, indicada para almacenar el cuerpo de conocimientos más importante demandados en los estudios superiores: matemáticas, física, química, medicina, biología y ciencias de la Tierra.

En los movimientos complejos de gimnasia (danza, acrobacia) y en resolución de problemas de coordinación del cuerpo así como en la dislexia

Asociar un movimiento al fosfeno (memorización cenestésica) permite realizarlo sin bloqueos y memorizándolo.

En áreas de creación e inventiva

La proyección de problemas o de ideas en un fosfeno permite obtener rápidamente una adecuada formulación de ideas, propicia a la creación y la inventiva. Estas funciones no interesan únicamente a los artistas, creadores e inventores sino a cualquier persona que necesita encontrar ideas (demandantes de empleo, directivos de empresa, ingenieros, etc. frente a los problemas a resolver). Los fosfenos tienen como efectos secundarios armonizar la personalidad y ver las cosas de forma positiva. Respecto a esto, al hacer fosfenos regularmente, las personas cuyo comportamiento suele ser agresivo evolucionan en un sentido muy positivo haciendo salir lo mejor de su personalidad. Se puede considerar su uso en cárceles, con toxicómanos o en personas depresivas.


Stéphane S.
He notado que practicando una sesión de fosfenos unos minutos antes de jugar una partida de videojuegos obtenía más fácilmente brillantes victorias sobre mis enemigos virtuales. Lo he comprobado en dos juegos de combate ultra rápidos. En ambos casos, se agudizan mis reflejos, la audacia se centuplica (probando golpes que antes ni se me hubieran ocurrido), se acentúa la rapidez y se improvisa más fácilmente en la acción. La adrenalina se apodera de mí y me sorprendo de mantener largos rounds sin flaquear; además ha aumentado mi comprensión del juego: en pantallas que creía exploradas de arriba a abajo, he encontrado nuevos recovecos, nuevas estrategias, nuevas maneras de manejar tal o cual arma…

No pienso que este testimonio aporte gran cosa a la evolución humana, sólo pretendo señalar que en lo que atañe a la rapidez y a la precisión la energía fosfénica ha cumplido su cometido una vez más. Sin embargo, esto tiene un pero: ¡estos juegos ya han perdido interés, casi se han vuelto demasiado fáciles y debo procurarme otros!


Eloi G.
Le tendré al corriente de los efectos observados a propósito de la práctica de la Mezcla Fosfénica y el uso del alternófono. Sin embargo tenga usted en cuenta que mi hijo de 14 años (en tercer curso y hasta el momento siempre entre los 4 primeros de la clase, y este trimestre el primero) es muy feliz y está muy motivado por la Mezcla Fosfénica para el estudio de sus lecciones. A este respecto, lo último que me ha hecho notar es lo siguiente: «Desde que estudio con los fosfenos no llego a olvidar lo que aprendo, tengo miedo de almacenar demasiadas cosas en mi memoria y que me falte espacio para todo lo que tendré que estudiar en el futuro». Por supuesto he tenido que tranquilizarle en lo que se refiere a las enormes facultades del cerebro humano y al hecho de que puede memorizar sin miedo todo lo que desee. Un atento saludo.


Marie C.
LOS PROGRESOS DE CHRISTOPHE, 15 AÑOS DESPUÉS DE TRES MESES DE PRÁCTICA DE MEZCLA FOSFÉNICA
Mi hijo Christophe es un chico de 15 años que desde siempre ha tenido graves problemas en ortografía. Tiene buena memoria, conoce las reglas de gramática. ¡Pero ante el papel, no hay nada que hacer!

Hemos trabajado con los fosfenos regularmente dos veces por semana durante dos meses. Los efectos al cabo de dos meses de práctica:

Mejoría en la memorización de las palabras estudias con fosfenos. Según la propia expresión de Christophe Las veía escritas en su cabeza. Allí donde habitualmente cometía cincuenta faltas, no hacía más que veinte.

Despertar intelectual: mayor rapidez de reflexión. Su elocución, que tenía tendencia a ser entrecortada, se ha vuelto más fluida.

Afirmación de la personalidad. Su profesor de matemáticas le ha hecho notar que había cambiado en todo: participativo en clase, espabilado, reflexivo.

Técnica utilizada para un dictado de palabras:
• Hace una observación
• Después piensa en la palabra a memorizar, cierra los ojos y visualiza la palabra
• Hace otra observación, se pone el antifaz y escribe la palabra (a oscuras) sin mirar la hoja Como verá, me esfuerzo por seguir sus preciosa indicaciones contenidas en su libro El ABC de la mezcla fosfénica. Le estoy muy agradecida.


Cristina Aguilera
Querido Francesc, soy Cristina aguilera y tengo 15 años hago cuarto de ESO. Te escribo esta carta para darte las gracias por habernos introducido en el mundo del Fosfenismo. Gracias a eso es superado muchos problemas en casa. A mí por ejemplo, me ha ayudado mucho en los estudios. Nunca he sido una chica con notas ejemplares ni mucho menos, al contrario, siempre ha probado con suficientes y suspendía muchos exámenes.

Desde que hago fosfenos que en los estudios he mejorado muchísimo. Ahora mis notas son de notable para arriba. Las matemáticas siempre las suspendía o las aprobaba justo, pero ahora con el Fosfenismo tengo notables y hasta incluso excelentes. También me ha ayudado en el estrés.

El año pasado me pasaba desde el inicio del curso hasta que éste acababa con muchos nervios y con mucha sensación de estrés, ahora eso ha cambiado y me lo tomó todo con mucha más calma. También he notado la diferencia en casa con el sueño. A mi madre le costaba dormir igual que a mí, pero ahora después de llevar más o menos un año haciendo fosfenos nos dormimos mucho más profundamente y descansamos mucho mejor en casa. La seguridad que mi misma también ha aumentado y la autoestima también, antes era una chica con mucho mal humor, que siempre lo hacía pagar a mi madre pero ahora ya no tanto. Desde que empecé a hacer fosfenos que con mi madre casi no hay disputas y tengo mucho mejor humor. Además ahora cuando estudio me cunde mucho más el tiempo que antes y en los exámenes también tardó menos en hacerlos. En otros aspectos también he mejorado ya no me pongo tan nerviosa por todo y estoy más equilibrada y tengo más intuición.

En resumen, el Fosfenismo ha mejorado mi vida en un 100% me gustaría por este motivo darte las gracias por acercarme a este mundo maravilloso de los fosfenos.


Mª Ángeles
Estoy trabajando Fosfenismo en pedagogía con algunos de mis alumnos de secundaría y con mi sobrina de 11 años y estoy obteniendo muy buenos resultados. Principalmente el método de trabajo que sigo es hacer fosfenos cada cinco minutos aproximadamente mientras dura la sesión de estudio y su capacidad de comprensión y memorización ha mejorado notablemente. Con los chicos de 16 años además estoy utilizando el ritmo de alternancia cerebral y reconocen que no sólo les ayuda a concentrarse sino que aumenta la confianza en sí mismos, se sienten mucho más capaces de superar situaciones que antes creían insalvables.

Lo que no sé, es si es conveniente usar el CD de alternancia cerebral con mi sobrina, ya que en alguna ocasión te he oído comentar que con los niños de corta edad hay que esperar un poco.

Mientras me contestas seguiremos con la práctica de los fosfenos con la que hemos conseguido no sólo mejorar sus resultados escolares sino también su relación con otros niños. La verdad es que su cambio ha sido espectacular.

Un saludo, y muchas gracias por todo.