canalizacion
CANALIZACIÓN Y FOSFENISMO
por: Daniel STIENNON
Canalización

La canalización se define como la transmisión de información, a través de una persona (medio o canal), por un espíritu u otra entidad supranatural exterior al médium.

La canalización forma parte de los rituales de numerosas religiones como el chamanismo, el vudú, el candomblé, etc. Ha entrado en la cultura de la New Age y existen actualmente numerosas obras sobre el tema. El psicólogo C.G. Jung expuso su teoría con respecto a la canalización. Esta teoría se centra en el concepto de inconsciente colectivo, una memoria ancestral conservada durante la historia de la humanidad en forma de símbolos que pueden aparecer en los sueños, las experiencias de desdoblamiento astral, las experiencias de canalización, etc. La interpretación de estos símbolos necesita de un nivel cultural y personal.

Lo que nos interesa aquí es la canalización a la luz de los descubrimientos en fisiología cerebral del Doctor Francis Lefebure, médico e investigador francés.

Las investigaciones del Dr. Lefebure se basan en la utilización sistemática de los fosfenos, que son todas las sensaciones luminosas subjetivas, es decir, las que no son causadas directamente por la luz que estimula la retina. Los fosfenos pueden ser producidos por cortas miradas a fuentes luminosas adecuadas.

El estudio sistemático de los fosfenos y de sus ritmos permitió al Dr. Lefebure desarrollar un yoga científicamente mejorado: el Fosfenismo. Entre las técnicas y los ejercicios que él propone, el balanceo en herradura es el más adecuado para producir experiencias de canalización o encuentro con guías espirituales.

El equipamiento necesario para la práctica de esta técnica es:

Ejercicio de Channeling

Regular el «mantratron» al ritmo de un chasquido cada tres segundos, el metrónomo sobre 20 bpm (también se puede descargar gratuitamente en MI ESPACIO).

Hacemos un fosfeno con la «lámpara fosfenica».

La posición inicial de la cabeza recuerda la del Cristo sobre la cruz, la mejilla colocada sobre la clavícula.

Levantaremos la cabeza hasta colocarla recta.

La cabeza desciende hacia el otro hombro de manera que la mejilla quede sobre la otra clavícula.

El movimiento completo (de una clavícula a otra) tarda tres segundos.

Durante los movimientos de cabeza, pensaremos en un guía con el que queramos contactar, o visualizaremos la imagen de un guía con quien ya hayamos tenido uno o más contactos.

Realizaremos el balanceo hasta la desaparición del fosfeno (alrededor de tres minutos).

Luego haremos otro fosfeno y reanudaremos el balanceo de nuevo.

Practique este ejercicio una vez al día de 15 a 45 minutos.

Al final de un tiempo de práctica, de una semana a un mes, tendrá probablemente resultados convincentes en la canalización y los contactos con los guías espirituales. Definiremos la canalización como la interpretación de energías profundas del cerebro. Es una manera de entrar en contacto con las capas más profundas de la conciencia, denominadas inconsciente colectivo por Jung, o registros akásicos por la cultura new age. La interpretación de estos fenómenos sigue siendo puramente personal y es importante comprenderlos como una amplificación de los pensamientos del individuo.

Fosfenismo ©

FOSFENIMO - Escuela del Dr. LEFEBURE
También usted puede practicar el Fosfenismo

Descargue GRATUITAMENTE

“ UNIVERSO ENERGÍA FOSFÉNICA ”

y aprenda a transformar
la energía luminosa en energía mental.