FAQ
(Preguntas frecuentes)

CIENCIAS PSÍQUICAS
y TÉCNICAS INICIÁTICAS

1ª PARTE   -    2ª PARTE    -    3ª PARTE

Probablemente la lectura de este dossier obligará a algunas personas a revisar ciertas ideas comúnmente establecidas, pero creemos oportuno aportar elementos concretos de reflexión, y no solamente elementos de tinte filosófico como normalmente ocurre dentro de los círculos calificados de espiritualistas.

Decimos y afirmamos que usted mismo está suficientemente capacitado para guiarse, a partir del momento en que usted posea suficientes puntos de referencia para saber hacia qué tiende, y cómo acceder a sus metas eficazmente. Consecuentemente, toda la cuestión se centra en: ¿cómo encontrar el camino válido entre todas las «filosofías» y los métodos existentes?

El único criterio útil es el resultado. Ponemos un gran énfasis en la eficacia, porque entre otras cosas, hace ganar tiempo. ¿Por qué no comenzar ahora, a partir de principios claramente analizados y eficaces?

He aquí nuestra motivación: la independencia en la búsqueda. Éste es el punto en común con todos aquellos que han alcanzado sus metas en el dominio del espíritu.

Las cuestiones que siguen a continuación requieren a menudo más información, razón por la cual le invitamos a visitar nuestro espacio Abonados donde encontrará desarrollados los puntos más relevantes:



SUMARIO 1ª Parte

1 - ¿Que comprende la práctica de Fosfenismo?

Comprender Fosfenismo es a la vez simple y complicado. Si nos situamos en un terreno puramente intelectual, es efectivamente muy complicado de entender porque la mayoría de los fenómenos escapan a la comprensión. Sin embargo, si ponemos en práctica las técnicas, los aspectos intelectuales toman todo su sentido. Sacaremos la escoria que se suele mantener alrededor de ellos, y gozarán de los descubrimientos que ocasionan las experiencias individuales. Llegados a este punto, el único paso válido es la experimentación.

Fosfenismo es un camino de búsquedas, que comprende varias ramas de estudios y de aplicaciones.

- El estudio de la acción de los fosfenos sobre el pensamiento desembocó en dos aplicaciones principales:

  • La pedagogía.

  • El desarrollo de las facultades de percepción supranormal.
- La fisiología cerebral aplicada dio origen a técnicas diversas:
  • Cerebroscopia: análisis del funcionamiento cerebral por los fosfenos dobles.

  • Alternofonía: nacida de la rama precedente, particularmente utilizada en el mejoramiento del funcionamiento cerebral, en su sentido más amplio.

  • Girascopia: dominio que se enriquece sin cesar de modalidades nuevas y cuya característica es el desarrollo de una función cerebral particular: la función rotacional del cerebro por la meditación giroscópica.

Cada una de las ramas de Fosfenismo es de probada eficacia desde hace mucho tiempo ya que aportan muchas soluciones y generan muchos descubrimientos (véase testimonios). Su futuro está totalmente trazado y, en algunos años, se incorporarán eficazmente a nuestra vida diaria.

Además, el estudio del Fosfenismo esclarece muchos enigmas del pasado, hasta ahora sin respuesta: el origen de las religiones y la naturaleza de las técnicas iniciáticas. También aparecen en otros aspectos de la historia humana; son para decirlo de alguna manera, su base forjadora.

Vuelta
2 - ¿Qué es la Iniciación?

Existen varios aspectos en la iniciación. En primer lugar, y jamás lo repetiremos bastante, la palabra iniciación viene del latín initium que significa comienzo, principio. Esto no tiene nada que ver pues, con la acepción espiritualista corriente, que sugiere que la iniciación es el paso definitivo de un proceso que nos introduce con gran fuerza en el mundo espiritual. Analizando las tradiciones y las religiones, nos percatamos que tal concepción no existe en ninguna parte.

La iniciación consiste siempre en la transmisión de una energía de naturaleza no física, que la persona receptora debe trabajar constantemente, a partir de ese momento.

Es el entrenamiento diario es lo que va a permitir al individuo darse cuenta de energías intangibles y descubrir múltiples fenómenos subjetivos.

El acceso a esta energía se consigue siempre con la utilización de los fosfenos y la práctica del pensamiento rítmico (ya sea en forma de oraciones repetidas, bien en forma de repetición de mantras o letanías, o bien sea en forma de japa, es decir, en forma de plegaria constante).

La particularidad de los fenómenos producidos, es que estas transmisiones de energía psíquica son perfectamente estudiables, reproducibles y verificables, y es lo que marca la diferencia con las enseñanzas que pretenden obtener fenómenos de naturaleza física (como la telequinesia; la levitación etc.), sobre los que todavía se espera su demostración (¡hasta la espiritualidad se vuelve materialista! con eso está todo dicho)

De hecho, se trata de estimular la actividad cerebral de manera que las células nerviosas se sincronicen en ciertas zonas del cerebro. Esto provoca una energía de una gran potencia que, canalizada en las zonas del pensamiento, corresponde a la descripción clásica del despertar de Koundalini y los fenómenos de extensión de la conciencia. Los místicos y los yoghis auténticos describen siempre los fenómenos o las percepciones que obtienen como fenómenos subjetivos. «El universo espiritual» está definido por consiguiente por la percepción subjetiva. Esto permite determinar por fin, en qué dirección verdaderamente conviene dirigir las búsquedas, y nos adentramos en un campo que, con nuestros sistemas materialistas y tecnológicos exige únicamente ser estudiado. La iniciación, en el sentido más profundo del término, depende pues de la fisiología cerebral, pero bajo unos aspectos que hasta ahora nunca habían sido explorados tan profundamente, con anterioridad a los trabajos del Doctor Lefebure.

Alexandra David-Neel (que consultó al Dr Lefebure en tiempos en que éste ejercía la medicina), y que vivió mucho tiempo en el Tíbet y en la India, le comunicó que los lamas más sabios le habían confirmado que los «fenómenos» dependían del dominio subjetivo.

Nota: las experiencias subjetivas responden a leyes, de la misma forma que la materia tiene las suyas, y existen numerosas constantes repetidas de un individuo a otro. No se trata pues de un exceso de imaginación, sino de una realidad que no depende del dominio físico, sino que está relacionada con el funcionamiento cerebral.

Vuelta
3 - ¿Qué es un Iniciado (o qué es un Maestro)?

Un Iniciado o un Maestro, serán por consiguiente personas que hayan cultivado el pensamiento rítmico y que puedan transmitirle esta energía a otro. Así se despiertan ritmos profundos en el interior de la persona que los recibe, y si los trabaja, además de experimentar fenómenos múltiples y subjetivos (visiones, clariaudiencia, extensión de conciencia, desdoblamiento - viaje astral, percepción de chacras, despertar del kundalini, etc.), tendrá la capacidad de transmitir sus propios ritmos. En consecuencia se puede decir que el Maestro o el Iniciado no necesitan de la palabra para provocar esta «transmutación» del individuo entero; pero esto no dispensa que se ofrezcan explicaciones elementales, ni el estudio y comprensión de los procesos iniciáticos.

Nota: el «éxtasis» absoluto que alcanzan los derviches es sentido a menudo también por los espectadores. Será elegido «jefe» de los derviches danzantes, quien pueda transmitir de mejor forma un movimiento de rotación hacia la conciencia de los otros derviches.

Vuelta
4 - ¿Existen una ciencia oculta, es decir, una ciencia que se desvela únicamente a los que están «preparados» y que les permitiría tener acceso a poderes especiales?

¡No! Simplemente existen unas personas, que, en su infancia, utilizaron por instinto los fosfenos dejándose mecer por sus ritmos cerebrales, lo que les dio acceso a experiencias diversas. Cabe destacar que ellos mismos ignoran la causa verdadera de sus facultades. Precisamente es de esta ignorancia que nació una «ciencia supuestamente oculta» o «ciencia secreta», que se descubriría sólo a los que estuviesen preparados. ¡Por otra parte, cuando se estudian las tradiciones religiosas e iniciáticas, comprobamos que absolutamente todas ellas utilizan fosfenos, y que la práctica de fijación en fuentes de luz directas e indirectas está considerada siempre como la enseñanza más elevada! Esto muestra que la acción de la luz sobre la creatividad y los fenómenos psíquicos es conocida por todas las civilizaciones siempre ha sido asi.

Vuelta
5 - ¿Qué es el «desdoblamiento o la extensión de conciencia»
en esoterismo?

El desdoblamiento, es un fenómeno neurológico y fácil de provocar cuando se conocen los procesos fisiológicos que lo generan (se puede provocar fácilmente con el entreno del pensamiento rítmico, a través de ciertos balanceos y con ejercicios de contracciones estáticas), y cabe señalar que estos fenómenos son totalmente subjetivos. Esto significa que todo se sitúa a nivel mental y que el físico no interviene en la experiencia.

No puede afectarnos al cuerpo y, por consiguiente, no hay ningún peligro en la vivencia de esta experiencia interior.

Precisamente esto es lo que justifica el término desdoblamiento: quedamos conscientes del cuerpo y, al mismo tiempo, permanecemos conscientes de percibir situaciones que no son físicas. La conciencia percibe pues «dos lugares al mismo tiempo».

Comúnmente se piensa que el desdoblamiento puede producirse únicamente durante el sueño. Es el discurso clásico de los que no saben de qué están hablando.

Muy a menudo, existe confusión entre los estados de conciencia en el sueño y el desdoblamiento. En ocasiones ocurre que se puede estar consciente durante el sueño, es decir, se sabe que estamos durmiendo y al mismo tiempo sabemos que estamos soñando (lo que nos permite llegar al sueño dirigido). En este estado, basta con pensar en una situación para percibirla inmediatamente. En muchas ocasiones, algunos confunden este estado con el desdoblamiento, y lo que perciben simplemente es el reflejo de los pensamientos acumulados durante el estado de la vigilia. Por otra parte las escenas percibidas se corresponden la mayoría de las veces con combates de monstruos, persecuciones amenazadoras, situaciones dramáticas, etc. Interrogando a estas personas, nos percatamos rápidamente que se hallan inmersos en ambientes «literarios» y cinematográficos correspondiente a sus sueños conscientes. Dicho de otra manera, viven tan impregnadas de este género de representaciones que estas imágenes se imponen espontáneamente tan pronto como la conciencia se lo permite. Después, resulta fácil creer que se ha experimentado un desdoblamiento y que ha encontrado o combatido las «entidades del astral», cuando han sido sus propios demonios a quienes se encontró.

Esta noción es llamada en psicología «sueño despierto» y en esoterismo «bajo astral, medio astral, alto astral». Esta clasificación, por bajo, medio y alto se establece con arreglo al nivel y la calidad del sueño consciente. Esquemáticamente los sueños atormentados son «de bajo astral»; los sueños simbólicos del «medio» y los sueños que revisten un contenido espiritual (contacto con un guía) «alto astral».

En estos estados, uno se encuentra consigo mismo, y percibe su propio reflejo: la persona que comienza a tener pensamientos taciturnos acaba por «ser pesimista» sin remisión y tendrá experiencias angustiosas. El místico que dirige su pensamiento hacia Dios, acaba por ver a ángeles. Todo esto funciona en virtud de las leyes de los pensamientos que son semejantes a las de la materia, pero invertidas. Sobre el plano físico, los polos del mismo signo de dos imanes se rechazan. Sobre el plano mental, pensamientos de la misma naturaleza se atraen. Hay pues un polaridad y una inercia del pensamiento, como también existe polaridad e inercia en la materia. Sus leyes son las mismas, pero invertidas. Por consiguiente, las personas que se sumergen en ambientes intelectuales malsanos reencuentran las mismas ideas en su sueño, pero ampliadas. Las personas que están inmersas en ambientes espirituales, tendrán más posibilidades de conseguir «contactos» espirituales.

Las personas que se reencuentran conscientes durante el sueño, creerán que hacen un desdoblamiento y un «viaje astral». Le dirán luego a todo el mundo que el desdoblamiento y el viaje astral son peligrosos, si bien de hecho no han realizado ni desdoblamiento, ni viaje astral, que son otra cosa bien distinta que estos ensueños conscientes.

Además, el sueño puede provocar efectos físicos (tetania, aumento o disminución del flujo sanguíneo en ciertas partes del cuerpo, aumento del ritmo cardíaco) lo que no ocurre con el desdoblamiento o el viaje astral. ¡Ciertos tipos de sueños «conscientes/dirigidos» hasta pueden provocar la vivencia de situaciones fuera del tiempo y fuera de el esquema corporal, con tal impresión de veracidad que ciertas personas no vacilarán en proclamar que revivieron una «vida anterior»!.

Vuelta
6 - ¿Qué es más precisamente el desdoblamiento y el viaje astral?
Explicación y desarrollo del tema, disponibles: «Abonados».
Vuelta
7 - ¿Fosfenismo puede ser estudiado por la parapsicología?

NO, Fosfenismo es una enseñanza de tipo Iniciático, esotérica y espiritual. Las experiencias realizadas no caben en el marco de las experiencias calificadas de parapsicológicas, al ser las experiencias Iniciáticas de otra naturaleza.

Observación: El universo de la parapsicología es un universo que jamás convenció a nadie aparte de los que ya estaban en él. La escasez de resultados convincentes aplicables no permiten percibir grandes posibilidades de utilización.

En un gran número de casos, para una persona que no posee las informaciones necesarias, no es fácil juzgar la calidad efectiva de su propia experiencia. Podemos tomar ejemplo como lo que pasa en el momento de una crisis de urticaria: nos produce un picor que puede volverse insoportable. Rascándose, notaremos que experimentamos un cierto bienestar. Es lo que se llama en medicina, la «voluptuosidad de rascado» que siendo una patología, produce un estado de voluptuosidad, pero que resulta un verdadero callejón sin salida sensorial.

Lo mismo ocurre con las experiencias por ejemplo, de los ejercicios iniciáticos de balanceos de cabeza, donde el sujeto que no haya contemplado estos ejercicios con la ayuda de fosfenos, puede realizarlos demasiado amplios provocándose de esta manera un masaje en los ganglios simpáticos. Esto le comportará un estado de bienestar que podrá llevarle a pensar que vive una experiencia espiritual, y sin embargo se encuentra con un fenómeno sensorial. No es siempre fácil apreciar las diferencias entre una experiencia efectiva y una de estímulo sensorial.En cuanto a los fenómenos físicos, como las experiencias famosas de Uri Geller sobre la torsión de los metales, basta con ver el desarrollo de toda una industria fundada sobre la memoria de forma de metales, para saber qué ocurre con estos temas. Además, las «experiencias» que consisten en «volver a poner en marcha» a distancia relojes y péndulos, son bien conocidas por la física de cristalización de los metales. Todavía existen demasiadas personas que se dejan engañar porque desconocen nociones de física elemental. Todo metal tiende a recuperar su primera forma. Así es como puentes totalmente metálicos pueden perder, en el curso del tiempo, cierta longitud, lo mismo que un resorte de reloj se alarga con el curso de los años. Cuando toma de nuevo un reloj olvidado desde hace tiempo en un cajón, el mecanismo recupera su movimiento, ayudado por el resorte a menudo suficientemente alargado para hacerlo funcionar de nuevo por lo menos durante tres cuartos de hora. ¡Y según el nivel de formación de cada persona, unos clamarán «a los poderes psíquicos» y otros «a leyes de la física elemental»!

Vuelta
8 - ¿Qué diferencias encontramos entre percepción extrasensorial
y percepción supranormal?

Exactamente definamos lo que significan estos términos.

La percepción extrasensorial es «lo que se establece más allá de los sentidos», es decir, lo que es percibido sin la participación de los sentidos físicos. Entonces, sin éstos, no habría percepción posible. Esta concepción es pues absurda, aunque ciertas personas se entrenen a «enviar un pensamiento» a otras personas. Por ejemplo, si se coloca a una persona en estado de aislamiento sensorial de forma que los sentidos físicos no se utilicen, la persona sin embargo, se siente inmersa en un universo de percepciones muy numerosas: colores, imágenes, sonidos, sensaciones cinestésicas, olores, etc. Esto demostraría la existencia de una percepción que se haría sin la participación de los sentidos físicos. Pero justamente, este conjunto de percepciones no es exterior a los sentidos físicos. Una percepción extrasensorial significaría «percibir sin la participación del cerebro», lo que es apenas factible. ¡En cambio, la experiencia del aislamiento sensorial pone en evidencia ciertas particularidades del cerebro, y concretamente de poseer un sistema sensorial con las mismas características que la percepción física, pero exclusivamente subjetivas!

Es pues lo inverso a la definición de percepción extrasensorial (percepción exterior a los sentidos, haciéndose sin los sentidos físicos), y se trata más bien de una percepción interior con los sentidos efectuándose con plena participación del cerebro.

Esta es la forma de percepción que es calificada de supranormal; y se realiza a través de los sentidos. Etimológicamente, «supra» quiere decir encima, más allá. Concretamente, la experiencia del aislamiento sensorial muestra que efectivamente existe una forma de percepción que se efectúa bajo el umbral de los sentidos físicos, es decir, antes de que las estimulaciones físicas hubieran alcanzado la intensidad suficiente para que los sentidos respondan. Esta percepción se consigue más allá de los sentidos pero en un más allá interior. Si se quiere ser preciso para describir esta experiencia, sería mejor hablar de una percepción que se efectúa por debajo de los sentidos físicos; lo contrario de supra. ¿Deberíamos crear un neologismo que significase percepción por debajo del umbral de la normalidad?

intra: en el interior   ab: sin  infra: debajo

Estamos en el mundo de lo subjetivo, es decir, una forma de percepción en la que el propio individuo es el único testigo, como lo es de sus sueños o de sus pensamientos. No obstante, las experiencias subjetivas responden a leyes muy precisas, al igual que la materia tiene las suyas, y existen numerosas constantes que se repiten de un individuo a otro. Pues no se trata de un exceso de imaginación, sino de una realidad que no está dentro del dominio físico, aunque sea relacionada con éste por el funcionamiento cerebral. Éste último está constituido por reacciones químicas y eléctricas que producen numerosos intercambios de energía. El Dr Lefebure descubrió que, gracias a la luz, tenemos la posibilidad de aumentar estos intercambios. También puso en evidencia que los hemisferios cerebrales no funcionaban continuamente, como se suele creer (basta ver cómo se estructura la enseñanza en las escuelas), sino por alternancia; y posee numerosas funciones rítmicas. Así, cuando se dan en el cerebro las condiciones que estimulan al máximo sus ritmos, su manifestación es tal que la percepción subjetiva se vuelve tan intensa como la percepción física. Este desarrollo constituye la percepción supranormal, y es esto lo que, bajo otros vocablos, todos los santos y los místicos procuraron obtener mediante entrenamientos apropiados. Es el universo subjetivo que nombraron el «mundo del espíritu».

No hay contradicción entre «subjetivo» y «objetivo». Esta dicotomía no designa una realidad física que sería opuesta a la inexistencia del espíritu. Lo que es objetivo corresponde a la percepción física; lo que es subjetivo corresponde a la «percepción interior». También hay que decir que la percepción física contiene una buena parte de subjetividad, ya que en última instancia es el mental quién analiza todas las percepciones. Como prueba, téngase en cuenta que por ejemplo una misma intensidad de dolor aplicada a diferentes sujetos dará como resultado sensaciones diferentes. Además, a la hora de verbalizar estas sensaciones las diferencias pueden ser todavía más marcadas; a título de ejemplo podemos citar que testimonios que relatan la misma experiencia no parecen describir la misma cosa, ¡en absoluto! Sucede también a la inversa, en la medida en que varias personas perciben el mismo fenómeno subjetivo, éste entra en el universo de la objetividad, es decir, de la realidad. Insistimos en que el sueño nos ofrece un buen ejemplo de todo esto porque, por su contenido, ha sido vivido siempre como una percepción solamente subjetiva, pero más tarde cuando se lo estudió señalaba también una actividad eléctrica del cerebro que puede ser objetivamente medida; lo objetivo y lo subjetivo, lejos de oponerse, intrínsicamente están vinculados.

El pensamiento es el primer fenómeno subjetivo del que somos conscientes, y nos da acceso a todo un mundo de sensaciones. Llegados a este punto, el pensamiento no puede ser considerado como consecuencia de la actividad cerebral, pero el cerebro es, entre otras cosas, el órgano de la percepción subjetiva. En la naturaleza, un órgano se desarrolla en relación a una energía ya existente que percibirá cada vez mejor según las necesidades de la especie y del individuo. Los ojos se desarrollaron «sólo» porque la luz existía antes que ellos. El oído se desarrolló para percibir mejor un universo vibratorio particular, aportando un conocimiento suplementario del medio ambiente. Lo mismo ocurre todos los órganos de los sentidos. ¡Los ojos NO se desarrollaron y la luz existió de repente! El proceso fisiológico es semejante cuando nos referimos al pensamiento, que es la expresión de una energía preexistente que la actividad cerebral permite percibir. El pensamiento es el umbral del espíritu.

Vuelta
9 - ¿Qué es lo que diferencia las ciencias del psiquismo
de las técnicas iniciáticas?

Las ciencias del psiquismo todavía se hallan en búsqueda del establecimiento de bases sólidas del dominio que consideren investigar. Pero la palabra «ciencia» puede fácilmente entrar en contradicción con el espíritu, porque para el gran público, es sinónimo de conocimientos bien establecidos y definitivos, mientras que los científicos mismos saben bien que estas cuestiones no son tan tajantes como les gustaría creer. Los datos y las teorías científicas están, en efecto, en evolución perpetua, y es justamente lo que caracteriza el planteamiento científico, por otra parte sólo hay que ver el ritmo cada vez más rápido en que obtienen los nuevos descubrimientos.

Muy a menudo, los que ponen por delante las ciencias del psiquismo quieren dar a entender que en el dominio del espíritu, los conocimientos están perfectamente establecidos, lo que desgraciadamente no es el caso. Cuando se analiza estas ciencias, percibimos que en gran medida reposan en supuestos, incertidumbres y a veces perjuicios, y que en realidad, lo que cada una de ellas propone no es nada más que una base interpretativa que intenta descifrar realidades poco objetivas.

En lo que concierne a las técnicas iniciáticas, son un conjunto de procedimientos que permite obtener fenómenos cuya existencia ha sido comprobada desde milenios. El hecho de que estos fenómenos pudieran ser comprobados no significa que sean comprendidos y explicados, sino que simplemente se conocen las circunstancias particulares que permiten realizar ciertas experiencias.

Vuelta
10 - ¿Ciertos fenómenos misteriosos son fenómenos fosfénicos?

Una de las fases del fosfeno, la luz difusa, posee propiedades que lo definen como una energía: permite la percepción de los objetos en plena oscuridad, es muy transmisible por telepatía, y es fotografiable. También podemos darle una forma. Es la luz difusa que fue llamada egregor en los tiempos remotos. Cuando hay acumulación de sales fosfénicas en un lugar, esto da origen a manifestaciones sobrenaturales, «apariciones».

Vuelta
11 - ¿Ciertos aspectos de Fosfenismo se enmarcan dentro de lo paranormal?

Fosfenismo puede explicar un gran número de fenómenos calificados de paranormales. Y si todavía quedan algunos enigmas científicos, podemos apostar que en algunos años se habrán aclarado ya que Fosfenismo será estudiado por investigadores eméritos.

Vuelta
12 - ¿Todas las experiencias fosfénicas son del dominio subjetivo?

No solamente las experiencias fosfénicas, sino que todas experiencias psíquicas y espirituales son del dominio subjetivo.

El Doctor Lefebure formuló lo siguiente: quien busque la objetividad quedará decepcionado, quien por el contrario busque la subjetividad percibirá un día que sus experiencias son objetivas. Pero consolémonos y no seamos niños. Todos los grandes descubrimientos se han producido así.

Acuérdense por ejemplo, de Einstein que descubrió la ley de la relatividad compleja, soñando que se encontraba sobre una esfera con otras esferas alrededor suyo. Esto parece más bien el sueño más banal que uno pueda imaginar y sin embargo la subjetividad lo llevó hacia la objetividad.

El fenómeno subjetivo más conocido es el sueño. Subjetivo, porque somos los únicos testigos del contenido de nuestros sueños, y no podemos aportar ninguna prueba de lo que percibimos cuando soñamos. Pero como que todo el mundo sueña, este fenómeno subjetivo pasa al dominio objetivo.

Si varias personas describen un fenómeno subjetivo, se vuelve obligatoriamente objetivo.

Cuando haya muchas más personas que tengan experiencias místicas, éstas pasarán al dominio lo objetivo.

Pero el «mundo del espíritu» se quedará siempre dentro del dominio de los fenómenos subjetivos sin lazo con la materia. Y ahora sabemos que los que quisieron crear un lazo usaron la superchería, porque el universo subjetivo al cual pertenece «la experiencia» no tiene interacciones demostrativas con hechos cualificados de objetivos por la ciencia actual.

Vuelta
13 - ¿Existen peligros en la práctica de Fosfenismo?

Ninguno en lo que concierne a la práctica de la Mezcla Fosfénica. Muy al contrario, porque la luz es un verdadero depurador del pensamiento.

MANÈS decía: La luz nos lleva hacia el bien.

Se produce dentro del pensamiento un efecto de depuración verdadera de los sentimientos que conduce siempre a la persona hacia lo que la protege y la equilibra más; y esto, a veces, sucede sin que se dé cuenta.

En cambio, en cuanto a los ejercicios de pensamientos rítmicos, éstos engendran una energía colosal en el pensamiento. Esta energía va a desempeñar el papel de amplificador sin discernimiento, porque en las primeras fases ampliará todos los pensamientos, tanto los buenos como los malos. Es por eso que la práctica del pensamiento rítmico debe siempre ser asociada con la práctica de la Mezcla Fosfénica, pero también conviene durante la sesión de pensamientos rítmicos ocuparse de la elección de sus pensamientos.

Una persona deprimida debe limitarse a la práctica de la Mezcla Fosfénica. Esto también es así para personas de comportamiento agresivo. Este fenómeno de desarrollo de los pensamientos malos es llamado: «la depuración», su intensidad puede ser importante, pero se difumina después de cierto tiempo.

Vuelta
14 - ¿Qué es la telepatía fosfénica?

Por telepatía nosotros no entendemos la «emisión de un pensamiento de una persona hacia otra» como habitualmente se define. La telepatía fosfénica consiste totalmente en una transmisión de ritmos.

La telepatía fosfénica es pues la inducción de un ritmo por reciprocidad. La distancia desempeña un papel importante, porque cuanto más cerca se esté del emisor, los fenómenos son más intensos. Esto permite comprender los «prodigios solares» como Fátima, este último que es considerado por la Iglesia (después de 13 años de proceso canónico), como la joya de la iglesia romana no es nada más que un fenómeno cien por cien fosfénico, ya que todos los fenómenos pueden ser realizados por separado o juntos, sin que esto no reste importancia al aspecto espiritual del acontecimiento.

El sentido de la palabra prodigio es la suspensión de las leyes naturales. Lo que la muchedumbre percibió en Fátima, es el cofosfeno solar que dio esta sensación de oscurecimiento del sol. Otros movimientos del cofosfeno: balanceos, pulsaciones (¡lo que la gente tomó por la caída del sol!), los temblores, son unos ritmos limpios de fosfenos. Hasta el fenómeno espectacular de la hierba que se secó rápidamente después de una ligera lluvia es un fenómeno fosfénico asociado a una propiedad calorífica de la luz difusa.

Ciertos testigos dijeron haber sentido una sensación de calor; otros, más bien una sensación de frescura; esto es la experiencia fosfénica que consiste en la proyección de un fosfeno sobre el dorso de la mano; experiencia más notable todavía cuando varias personas proyectan el fosfeno hacia la misma persona. Ésta empieza entonces a mecerse espontáneamente, lo que muestra que el fosfeno es una energía en relación con ritmos profundos.

En estas dos experiencias ciertas personas describen una sensación de calor ligero; para otros, es una sensación de frescura la que predomina. También, las bolas blanquecinas que caían del cielo, y que la gente trataba de coger en vano ya que se desvanecían, responden a un fenómeno que dependía de la misma definición del fosfeno: percepción de sensaciones luminosas subjetivas. Sabemos que cuando no pasa nada más sobre la retina, todavía hay emanación de una sustancia sutil producida por el cerebro: la luz difusa. Esta fase del fosfeno permite percibir los objetos en oscuridad plena; y es en esta fase y con esta luz, que las personas místicas tienen sus visioness.

Nota: en 1967 1967 en respuesta al envío de cartas y de telegramas por el Dr Lefebure al Vaticano y a su Santidad Pablo VI para explicar que acababan de ser descubiertos científicamente los «fenómenos» de Fátima (revelaciones que «turbaron» al Papa), la Iglesia no hablo más de «prodigios solares» como la joya de la Iglesia católica. Lo que constituye un reconocimiento implícito de los descubrimientos del Dr Lefebure. Otro ejemplo de un efecto de telepatía fosfénica: usted conoce la calidad de su pensamiento, la calidad de su imagen mental cuando usted forma por ejemplo el punto de concentración para practicar un balanceo. Si a su lado una persona más avanzada practica con usted este ejercicio, observará que tendrá mucha más facilidad para formar y mantener esta imagen.

Vuelta
15 - ¿Podemos influir sobre alguien a distancia?

Esta cuestión debe ser abordada bajo dos aspectos. El primero toma en consideración sólo al pensamiento propiamente dicho: ¿Se puede influenciar a distancia el cerebro de otra persona e imponerle nuestro propio pensamiento? En este caso, la respuesta es No.

Sin embargo, muchos lo creen sin haber tenido jamás la demostración.

El segundo aspecto se tiene que analizar bajo el ángulo de la persona que practica los ejercicios de pensamientos rítmicos. Al introducir con el ritmo un elemento de estructuración de pensamiento, confiriéndole una estructuración superior, la respuesta es otra. Para comprenderlo mejor, repitamos el ejemplo dado por el Dr Lefebure: la analogía del viento y del pensamiento.

El pensamiento es como las masas anárquicas de aire: el gasto de energía es grande, pero el efecto total es débil. Por ejemplo, el viento no atraviesa las paredes. Pero demos un ritmo al aire y generemos un sonido. Este último, aunque mil millones de veces más débil que la energía del viento, atraviesa fácilmente las paredes. Toda la diferencia radica en dar ritmo a la energía. También, cuando las masas se reúnen y arrastran en un movimiento espiral rítmico, toman una potencia fantástica capaz de arrasar ciudades y regiones enteras: son los tornados y los tifones.

El pensamiento sigue el mismo proceso. Cuando se le confiere un ritmo, adquiere una potencia excepcional que eleva las capacidades humanas. Produce entonces el desarrollo de las ideas, de la creatividad, de la intuición; luego, cuando se le confiere un movimiento en espiral, su fuerza es tal que provoca fenómenos interiores muy ricos y muy profundos.

Este pensamiento rítmico proyectado sobre otra persona va a tener como resultado ampliar los propios pensamientos del receptor con arreglo al grado de receptividad de éste. La emisora de radio y el receptor deben estar lo más próximos posible, porque la calidad del resultado es inversamente proporcional a la distancia que los separa.

Nota: el hechizo o la influencia a distancia sólo ocurre sobre sujetos supersticiosos o influenciables.

Vuelta
16 - ¿Qué es una «mala influencia»?

Mucha Mucha gente se considera «influida» mientras que de hecho son víctimas de una enfermedad microbiana, sobre todo en los países o las regiones de África donde la sanidad deja mucho que desear. Muchos de estas enfermedades no son detectadas por los análisis, y es entonces el psiquiatra quien toma el relevo del médico. Este aspecto ha sido desarrollado por el Doctor Lefebure en su libro Espasmofilia y depresión por tétanos crónico.

El sistema nervioso es el asiento de nuestra conciencia, de nuestra personalidad. Y, es precisamente sobre él donde la toxina tetánica le ataca, pero sin afectar las zonas del juicio y de la inteligencia.

De todo esto resulta que una de las consecuencias más atroces, probablemente la peor que da esta enfermedad, es que la personalidad escapa completamente de control, para sentirse presa de una fuerza, de una potencia espantosa, aterrorizadora, que le invade cada vez más. Al conservarse el juicio, se concluye que SE ESTÁ MANEJADO por una fuerza más poderosa que él mismo, que extiende su influencia, no sólo sobre el sistema muscular, sino también sobre la parte del psiquismo.

Es fácil comprender que, en los tiempos en los que no sabíamos aún que lo que le poseía era en realidad dosis infinitesimales de un veneno secretado por algunos miserables pequeños microbios, cuando se encontraba a un sujeto normal que súbitamente presentaba conmociones musculares imitando actos voluntarios, que no parecía él, incluso el propio sujeto, es decir, el enfermo mismo, teniendo el sentimiento de estar dominado por una fuerza infinitamente superior a la suya que había penetrado en su cuerpo, podría acusarse de estar DIRIGIDO POR NO SE SABE QUÉ NI QUIEN.

Sin embargo, ambos puntos de vista, el microbiano y el esoterico, no son contradictorios: podemos considerar que el microbio es el cuerpo del diablo, en primer lugar, porque nos hace sufrir. Más todavía, porque provoca disturbios que nos empujan a actuar mal. Es verdad especialmente en el caso de la toxina tetánica, que, a la dosis del tétanos crónico, hace muy irritable, incluso violenta a la persona causándole una necesidad de aliviar una sensación indefinible de sobrexcitación muscular. Además, esta toxina empuja el sujeto a evitar a otros seres humanos y a hundirse en el ensueño, debido a que se fija sobre ciertos centros cerebrales que la acogen.

Los microbios representan una forma de vida primitiva, sin organización intercelular, sin jerarquía entre ellos, en el seno de la misma especie. Metafísicamente, representan al mal, es decir, una forma de vida tan antigua que durante mucho tiempo fue la única existente en los principios de la evolución biológica sobre nuestro planeta; la forma de vida de la que debemos alejarnos ya que bajo su influencia, retrocedemos hacia el estado primitivo. Esto se ve así de claro, por ejemplo, en la retraso de la vida intelectual que provoca la enfermedad. Las plantas, los animales y sobre todo los hombres, presentan por el contrario, un alto grado de organización intercelular y de organización entre las diferentes variedades de células que les componen; estos seres han aparecido más recientemente en la evolución. Esto nos demuestra que la organización, la diferenciación y la jerarquízación van en el sentido donde las fuerzas misteriosas de la naturaleza nos empujan hacia el camino del futuro. En oposición al mal-microbio, el fosfeno, nos muestra el camino que hay que seguir para nuestro perfeccionamiento.

Vuelta
17 - ¿Existen contraindicaciones a la práctica del Fosfenismo?

Así como existen unas contraindicaciones farmacéuticas (ciertas medicinas que no pueden ser tomadas con otras), también existen contraindicaciones en lo que concierne a la práctica del Fosfenismo. También hay deportistas que no pueden practicar ciertos deportes ya que irían en contra de los resultados que desean obtener; por ejemplo los boxeadores que no hacen musculación pesada ya que les haría perder su rapidez y su flexibilidad, y por lo tanto su eficacia.


1ª Práctica contraindicada: técnicas de respiración basadas en las apneas

Provocan la hiperoxigenación de la sangre con bajada del gas carbónico, alcalosis, disminución del calcio sanguíneo, y en los sujetos sensibles, tetania cuyo síntoma es picazón en los dedos.

En la vida diaria, usted observará que las personas que tienen problemas psicológicos son incapaces de respirar. Su respiración se limita a inspiraciones muy cortas; y cuando están sorprendidas por una situación o bajo el golpe de una emoción, por ejemplo, inspiran ligeramente y bloquean la respiración. Provocan así una expulsión.

En las artes marciales, aprendemos lo contrario, a expirar para no sufrir esta situación.

Actualmente existen dos métodos calificados como terapéuticos. Los dos utilizan la misma forma de respiración, es decir: una hiperventilación La hiperventilación obtenida por un movimiento amplio de la caja torácica (lleno total), y la expulsión de aire que se hace por la boca. Por las fosas nasales, el vaciado de los pulmones sería más lento.

Hace falta un tiempo para obtener este efecto: es decir, picazón en las extremidades (en primer lugar), precursores de la variación del índice de calcio en el organismo, debidos a la hiperventilación.

El objetivo llegado a este punto es superar el miedo. Podemos tener miedo a morir porque las contracciones pueden producir un principio de parálisis de la lengua o de la úvula, con efectos fuertes e incontrolables. Y es en este instante dónde se sitúa el efecto terapéutico ir más allá de sus miedos concientes e inconscientes.

Estas respiraciones nos llevan más allá de los miedos: inconscientes (estrés del nacimiento) y concientes: miedo al vacío, a la velocidad... Así como estos sistemas respiratorios liberan nudos psicológicos, nos sentimos mejor, desestresados después de la sesión.

Muchos terapeutas utilizan voluntariamente alguno de estos métodos porque son terapias de empuje psicológico, es decir, que si se sigue el procedimiento, el resultado se produce forzosamente y rápidamente. Para una terapia hay que contar +/- con 10 sesiones. Las sesiones son de 1 hora, incluso 1 hora y media y se hacen en grupo. Son métodos clasificados como «terapias breves» por las pocas sesiones necesarias.

Pero los efectos postsesiones pueden traer malas consecuencias sobre un plano psicológico si son asociadas con la práctica del pensamiento rítmico, que como vimos es un amplificador de los procesos mentales. Estas técnicas son pues, muy desestabilizadoras.

  • La respiración estudiada por el Dr Lefebure:
El doctor Lefebure mostró que lo importante en la respiración yógica-mística era la retención (EL NEUMOFENO o la respiración que abre las puertas del más allá), es decir: lo importante es crear una carencia de aire. Carencia creada por retenciones más o menos largas. Retención al inspirar, luego al expirar, que forma un ciclo, una respiración más o menos cuadrada. Respiración cuadrada que transformó al final en una respiración ciclogena (espiritual) con falta constante de aire durante todo el ciclo y durante toda la sesión.
  • Comparación entre estos diferentes modos respiratorios:

Vemos pues que la respiración espiritual, o incluso la cuadrada que es más fácil efectuar al principio se opone completamente a las respiraciones actualmente de moda.

- Alguna de ellas provocan la absorción máxima y rápida de oxígeno y consecuentemente no provoca ninguna falta de aire.

- La respiración espiritual disminuye la absorción de oxígeno, aumentando en consecuencia el índice de CO2 -debido a las retenciones- y consecuentemente provoca una falta de aire.

Ambos tipos respiratorios se oponen. Uno de los métodos es una búsqueda psicoterapéutica y el otro utiliza la vía espiritual.


2ª Práctica contraindicada: la sugestión.

Algunas técnicas se basan en la utilización de un estado para inducir sugestiones.

Esto muestra un punto de diferenciación entre ellas y el Fosfenismo.

El Dr Lefebure habla a menudo en sus libros de oraciones libres, es decir, de oraciones que se inventa uno mismo, que no son impuestas por una persona, ni por un grupo, ni por ideología alguna. ¿Por qué la oración? Pues pongamos para dar una comparación, que una central hidroeléctrica genera una energía proporcional a la altura del salto de agua. Cuanto más altura mayor potencia generada.

Rezar es suponer que hay unas fuerzas por encima de uno mismo y colocarse en actitud receptiva, en una posición de humildad. Es todo lo contrario a la autosugestión que no es nada más que autoafirmación.

La autosugestión devuelve al individuo hipersugestionable (como sugiere por si mismo la palabra autosugestión).

Y lo que es más importante, el estado hipnótico es antagonista con las verdaderas prácticas yógicas. La hipnosis excita únicamente una «línea de neuronas», mientras que las técnicas iniciáticas consisten en crear múltiples vías neurológicas con el fin de acelerar numerosas funciones cerebrales.


¿La sugestión permite alcanzar el desdoblamiento o el viaje astral?

Muchos buscan el desdoblamiento sin saber lo que realmente es, ni en qué consiste. En estas condiciones, es muy difícil reconocer los fenómenos. Existe un antagonismo muy fuerte entre las experiencias iniciáticas y las experiencias psicológicas. Estas últimas no encajan en el marco de las técnicas iniciáticas, que es un dominio totalmente aparte. Es extremadamente importante saber en qué dominio se trabaja y cuales son los límites. Hay saber también por qué se aplica tal técnica, cuales son los resultados esperables, y hacer la elección de las técnicas que va a utilizar para lograrlos.

No podemos pedir ni lo absoluto ni lo imposible a nuestro cerebro, y tanto en la práctica como en el estudio, es necesario definir el terreno en el cual se trabaja. Desgraciadamente, muchos se embarcan hacia la búsqueda de experiencias sólo para reafirmar sus ideas preconcebidas y los perjuicios que acumularon en el curso del tiempo. Pero tan pronto como se acercan a un fenómeno diferente que no les encaja porque obliga a plantearse preguntas, y a veces muchas, e incluso a salir de la pequeña comodidad intelectual que se crearon, reaccionan con el rechazo del fenómeno, hasta el punto de decir que esto es peligroso, o que esto les da miedo. Este peligro, este miedo, es el riesgo de descubrirse a sí mismo. Se limitan pues a la producción de fenómenos superficiales. La inmensa mayoría de estos fenómenos son puramente psicológicos.

De esta manera, se comienza por dejarse impresionar e influir por un ambiente o una actitud, que hacen las veces más de sugestión que de catalizador de experiencias verdaderas. También, es frecuente vivir de sensaciones que sólo alcanzan la superficie del «lecho psicológico» del individuo, pero se toman a menudo como un fin alcanzado, o como un contacto con el «yo» profundo. La mayoría de las veces, estas sensaciones son sólo una ilusión placentera, acompañada de imágenes y algunas sensaciones de por sí muy agradables; y detienen su desarrollo en este estadio.

Por ejemplo, con los simuladores que se encuentran en lo parques de atracciones, y de un modo todavía más fuerte con los aparatos virtuales, usted vivirá sensaciones múltiples y «experiencias» que seguirán con la película proyectada, sin moverse de su butaca. Usted tendrá la impresión de que su cuerpo se vuelve pesado, ligero, que usted cae, sube e incluso que usted se vuelve más pequeño o muy grande; que usted vuela y flota en el aire sin esfuerzo. En resumidas cuentas, lo que usted vivirá serán divertimentos sensoriales, porque la película le habrá estimulado ciertos órganos de los sentidos Pero no se trata de ninguna manera de fenómenos psíquicos. Usted está en un callejón sin salida sensorial y desea que las sensaciones continúen, ya que son agradables. Es de hecho lo mismo que ocurre cuando a usted le afecta un picor: usted se rasca. Al cabo de un momento, esta rascadura se transforma en placer y encontramos agradable rascarse. En medicina, este fenómeno es llamado «voluptuosidad de raspadura». Usted está allí todavía, en un callejón sin salida sensorial que lleva un a estado patológico.

Los fenómenos iniciáticos se producen muy raramente durante los entrenamientos, pero sobrevienen de varias horas a un día después del entrenamiento. No hay que confundir pues el divertimento sensorial que provoca rápidamente un momento agradable, con los ejercicios iniciáticos, que conducen a las experiencias verdaderas fuera de las sesiones de entrenamiento, muy a menudo por la noche, proyectando la conciencia hasta los «planos cósmicos». Los fenómenos iniciáticos van más allá de las sensaciones que dependen de nuestra creación personal. Y bien poco sirven para avanzar en el estudio de esos puntos que están todavía vinculados a la voluntad subconsciente. En cambio, sí profundizan y descubren otro aspecto de ellos mismos y del Universo.

El desdoblamiento no es un fenómeno raro. Ha sido practicado en todos los tiempos y se encuentra en el mismo corazón de todas las iniciaciones.

Usted encontrará pronto más informaciones en el espacio Abonados en forma de cuadernos técnicos.

Vuelta
18 - No obtengo resultados

Las técnicas fosfénicas son eficaces para una gran mayoría de personas, de cualquier criterio, estrato social y cultural; la progresión está regida por leyes fisiológicas, y no por creencias o prejuicios.
Los únicos casos de personas que no obtienen resultados, a menudo son debidos a que se encuentran bajo el efecto de medicinas, que perturban el buen funcionamiento cerebral.

Sucede a veces que algunos dicen no haber obtenido resultados. Sin embargo, interrogándolos, nos damos cuenta rápidamente que los fenómenos existen; pero estas personas no se dieron cuenta en absoluto de eso. Les han pasado «de lado».

A pesar de una práctica intensiva, a pesar de un estudio asiduo, muchos se topan con un obstáculo que les impiden ir más lejos en su desarrollo, porque obtener experiencias por la práctica de Fosfenismo es muy fácil, pero su explotación puede revelarse algunas veces como algo más difícil; esto es debido al hecho de que:
LA INMENSA MAYORÍA DE LOS PRACTICANTES NO SABEN RECONOCER CIERTOS FENÓMENOS, que tienen una importancia capital en la consecución de experiencias.

Esta afirmación puede, a priori, parecer curiosa en una época donde las informaciones existen en todos los dominios. Pero precisamente es el exceso de informaciones, la mayoría de las veces contradictorias, el que hace que las personas interesadas en la búsqueda psíquica o espiritual no posean ningún medio de reconocer de una parte las técnicas verdaderamente eficaces, y por otra parte, los fenómenos que pueden encontrar realizando tal paso, abordándolos sin ningún prejuicio. Por consiguiente, la mayoría de las veces pasan al lado de los fenómenos, demasiado sutiles para ser reconocidos. Experiencias que habrían podido ser formidables se suspenden irremediablemente.

Para luchar contra esta falta de informaciones serias, la Escuela del Dr Lefebure facilitará pronto en el espacio Abonados los cuadernos técnicos con un estudio sobre los diferentes fenómenos encontrados en la práctica del Fosfenismo, abriendo así el horizonte para los practicantes que quieren llegar más lejos en su búsqueda y sobre todo la experimentación practica.

El estudio del Fosfenismo permite comprender el sentido fisiológico de conceptos seculares tales como la videncia, chacras, kundalini, sueño lúcido, sueño dirigido, extensión de conciencia, desdoblamiento, viaje astral etc. El fosfeno permite ampliar las sensaciones subjetivas y descubrimos entonces, que el pensamiento tiene un comportamiento propio, por lo que hay que saber respetar ciertas reglas para desarrollar el conjunto de las capacidades cerebrales. Fosfenismo pone en tela de juicio muchos prejuicios y muchos conocimientos sumarios. Es una disciplina completa a la cual no hay necesidad de añadir nada, los campos de exploración y de experimentación que ofrece son inmensos, y algunos todavía inexplorados. También los más interesados y los más motivados tienen la posibilidad de investigar más a fondo en las experiencias y de descubrir, posiblemente, otros dominios de aplicación.

Vuelta
19 - ¿Las drogas y los psicotrópicos pueden aumentar
los efectos de Fosfenismo?

Ciertas drogas tales como plantas, setas, éxtasis (droga de síntesis), psicotrópicos, etc. pueden provocar impresiones de momentos de éxtasis o de videncia. Pero por un lado, una vez pasados los efectos alucinógenos, no persiste ningún estado de percepción y por otra parte, los efectos de estas sustancias se clasifican como excitaciones sensoriales (véase Hypnose et Dédoublement)

Una persona nos hizo partícipes de su experiencia con L.S.D. 25 (el más fuerte L.S.D.). Durante un trip, este hombre sintió como tres «viajes» en uno, caracterizados por la impresión de una separación entre el intelecto, el mental y el cuerpo, este último viviendo una historia atada a la muerte: impresión de vivir su propia muerte y de sentirse enterrado. El mental percibía fenómenos más agradables, particularmente luminosidades móviles a las cuales la persona sentía que no podía tener acceso. Observamos en este punto una disgregación completa de la personalidad con un bloqueo que le impide acceder a los planos superiores que el sujeto percibía.

A los alucinógenos, principalmente el peyote, la mescalina, alcaloide de peyote, el iboga (planta africana), y el por desgracia demasiado célebre L.S.D. diez mil veces más poderoso que nuestros sentidos, no conviene hacerles una publicidad ni tan siquiera involuntaria; es imposible eludir la cuestión, porque demasiado a menudo aparecen debido a las prácticas chamánicas y debido al atractivo de ciertas fiestas y ritos.

Son los asistentes a las fiestas rave con su música techno (120 golpeos por minuto) compuesta con ritmos muy próximos a aquellos a los que se realizan ciertas ceremonias iniciáticas con las prácticas «chamánicas», los consumidores de alucinógenos.

Pero los alucinógenos les producen en primer lugar un estado característico exactamente opuesto al de la práctica del Fosfenismo.

Fosfenismo incorpora y armoniza más al ser su medio, al contrario de las drogas que, desintegrando al individuo en su carácter, lo desincrusta, y lo nihiliza.

Sólo hay que ver los reportajes realizados por expertos que muestran los estragos de la droga sobre los chamanes para darse cuenta del estado en el que éstos se encuentran después de su trance. Al igual que medio vaso de vino puede anular el beneficio de una sesión de Fosfenismo, la toma de sustancias alucinógenas conduce sólo a un extravío de la conciencia y en demasiadas ocasiones conducen a callejones sin salida sensoriales.

Vuelta
20 - ¿Hay algunas aplicaciones terapéuticas con Fosfenismo?

Al igual que la práctica del deporte produce un efecto benéfico sobre el cuerpo y la mente, la práctica del Fosfenismo permite la misma aportación.

Sin embargo, hasta el día de hoy, aparte del efecto anteriormente citado y los efectos «luminoterapéuticos» no ha habido experimentación en el mundo de la medicina. Puede ser una nueva vía a explorar por los médicos del mañana…

Vuelta