FOSFENISMO Y DESARROLLO INDIVIDUAL

LOS BALANCEOS:desde hace milenios, los balanceos se practican en numerosas tradiciones y enseñanzas iniciáticas de muy alto nivel, con el fin de provocar el despertar de la conciencia.


La tradición de los balanceos se encuentra en todos los cultos y en todas religiones. Los encontramos tanto en la religión judía, como en la religión musulmana, también en la tradición sufí, en la práctica diaria de los sanyasi de la India, así como en Asia, por ejemplo en la religión shinto (Japón), en China, en las prácticas taoístas, y en las tradiciones populares chinas. En Egipto, los arqueólogos encontraron, en tumbas que databan de la época de Akhenaton (Aménophis IV, siglo XIV antes de nuestra era) pinturas murales que representaban a danzantes que hacían balanceos probablemente rituales. Sólo la religión católica moderna ha relegado esta práctica.

Paralelamente a esta práctica universal de los balanceos, existe otro punto común de los ritos religiosos, de las iniciaciones y de toda búsqueda mística: la observación de fuentes de luz.

Por ejemplo, un fuego para los Zoroástricos, una llama para los tibetanos, el sol o la luna en los cultos solares y lunares. Más todavía, el reflejo del sol sobre el agua para el jefe religioso africano, o como Nostradamus, el reflejo de la luna sobre un espejo de plata, cuando quería provocar fenómenos de videncia y transmitírselos a Catalina de Medici. En la iniciación a los Misterios de Eleusis, de donde salieron todos los grandes hombres de antigua Grecia, filósofos, matemáticos o poetas, se basaba en fijar la mirada en una antorcha y pensar en una espiga de trigo tras cerrar los ojos. En el culto católico, se enciende un cirio para rezar. En el culto ortodoxo, el sacerdote se mece rezando y observando la llama del cirio.

También reencontramos esta utilización rudimentaria e instintiva en videntes que colocan una vela cerca de una bola de cristal obteniendo un fosfeno por reflexión de la luz. Toda luz reflejada es en mayor o meno grado luz polarizada, que es la responsable de todos los episodios de videncia. Podemos entender pues que el espejo mágico no tiene nada mágico aparte de su poder de reflexión. Podríamos continuar así dando centenares de ejemplos que demuestran perfectamente, sin entrar en valoraciones arriesgadas, que la luz siempre ha estado presente. A través del estudio de los textos, religiones, cultos y tradiciones, un investigador se asombraría de comprobar hasta qué punto el fosfeno ha participado en el desarrollo de la humanidad.

Da la impresión que los que ha sido conscientes de la importancia del papel del fosfeno en el desarrollo del individuo hubieran querido ocultarlo. Por ejemplo la interdicción, bajo pena de muerte, de divulgar la iniciación de los Misterios de Eleusis o las persecuciones de que los taoístas fueron víctimas por parte de los señores que querían impedir que estos conocimientos se difundieran. Además, cada vez un mayor número de investigadores subraya que leyendo la Biblia imparcialmente, se intuye que el Cristo murió por divulgar este secreto. Podemos añadir: secreto relativo a la ciencia de los fosfenos. Por otro lado, el fenómeno fosfénico jamás había sido estudiado quizás por lo que el Doctor LEFEBURE llamó, el sentimiento de evidencia. El fosfeno aparece como un fenómeno tan evidente que se obvian las cuestiones más elementales.


EJEMPLO:

BALANCEO LATERAL: intuición. Refuerzo de la personalidad, lo que además permite liberarse del estrés.

BALANCEO VERTICAL: sueño en colores y ascensional. Despertar en el sueño, dirigir el sueño. Desdoblamiento. Viaje astral.

BALANCEO ANTERO-POSTERIOR: transformación del sueño en acción concreta.

BALANCEO en 8: permite adquirir una fuerza más grande de carácter así como una clarividencia sobre nuestro camino en la vida.

BALANCEO en HERRADURA: sueño iniciático (sueño durante el cual el sujeto recibe consejos sobre los ejercicios que debe practicar para llegar rápidamente a un desarrollo interior).

BALANCEO en ROTACIÓN: desarrollo del magnetismo. Conciencia y despertar de los chacras.

  CONTINUACIÓN: Ejemplos CON ANIMACIONES