TESTIMONIOS - INFORMES

Entre los informes que recibimos tratamos de seleccionar los más representativos.

Fosfenismo y cristales de nieve:
El Fosfenismo permite desarrollar prioritariamente aquello hacia lo que el individuo tiende, extrayendo lo mejor de cada uno, con una originalidad armoniosa que se manifiesta por la CREATIVIDAD.

Los individuos se parecen a los cristales de nieve en que no hay dos iguales, a pesar de que todos los ángulos sean de sesenta grados; por lo tanto, existe una relación entre lo colectivo y lo individual. El aspecto colectivo está representado por el ángulo de sesenta grados, como en todos los cristales de nieve, pero esto no impide que cada cristal tenga su forma y su armonía propias, lo cual corresponde al aspecto individual.

El Fosfenismo respeta la estructura colectiva al mismo tiempo que desarrolla las tendencias individuales. El método es el mismo para todos, la mezcla entre el pensamiento y el fosfeno, pero el resultado es completamente individual. Ayuda a desarrollar lo mejor de cada uno y a desarrollar una originalidad armoniosa, es decir, la creatividad.

Dr Francis LEFEBURE


Purificación de la personalidad:
Para comprender el efecto a largo plazo de la «mezcla fosfénica» sobre el carácter, conviene saber que un fenómeno comparable a un remolino se pone en marcha desde el principio en la conciencia; por otra parte, esto se desprende del hecho de que este fenómeno es comparable a una reacción química.

Imaginemos un líquido complejo pero homogéneo que, en contacto con un cilindro caliente sumergido en él, desencadene una reacción química que no se difunda a todo el líquido. Corrientes de atracción y repulsión rodearán la reacción y, con la ayuda de la rotación de la tierra, estas corrientes adquirirán una forma arremolinada, como la del desagüe del lavabo cuando se vacía. Ahora bien, un remolino rechaza lo pesado debido a la fuerza centrífuga y, dado que es necesario que, como reacción, los elementos ligeros se alojen en alguna parte, éstos se reúnen en el centro. Así es como el aire llena el vacío del remolino en el torrente. O también, cuando se centrífuga un tubo con una muestra de orina, los microbios se alojan en el coágulo y las moléculas pesadas se colocan por encima, pero es necesario que el agua clara se aloje en alguna parte, por eso, la encontramos en la parte alta del tubo, que estaba más cerca del centro de rotación.

Lo mismo ocurre con la vida del alma cuando se introduce en ella un movimiento de remolino. Por esa razón, a los que os hacen la objeción ¿Y si se utiliza la «mezcla fosfénica» para hacer el mal?, hay que responderles No les durará mucho, porque automáticamente el movimiento de remolino producirá una purificación de la conciencia.

Por más bajo, por más rastrero, e incluso vengativo, que sea el pensamiento que se asocie al fosfeno, un tiempo después el sujeto asociará un pensamiento más elevado y con un valor moral más alto como tema principal de la mezcla, y así sucesivamente hasta el infinito.

Por supuesto, es mejor empezar desde el inicio poniendo lo mejor de uno mismo. Se alcanzará con mayor rapidez la cumbre.

Dr Francis LEFEBURE